Norbert Feher, apodado «Igor el Ruso»
Norbert Feher, apodado «Igor el Ruso»
Tribunales

El criminal «Igor el Ruso», impasible en la cárcel de Zuera tras ser condenado a cadena perpetua en Italia

El criminal serbio aguarda en España el juicio por su triple asesinato de Teruel

R. P.
ZaragozaActualizado:

El criminal serbio Norbert Feher, apodado «Igor el Ruso», autor confeso del triple crimen de Albalate del Arzobispo (Teruel), acaba de ser condenado a cadena perpetua en Italia por otros dos asesinatos que cometió unos meses antes de acabar con la vida en España de dos guardias civiles y de un ganadero. «El Ruso» ha comparecido ante la Justicia italiana por videoconferencia desde la cárcel de Zuera, en la que está confinado desde hace más de un año.

Feher acaba de ser juzgado y sentenciado por un tribunal italiano. Sin inmutarse, con la frialdad de la que hace gala, el criminal serbio escuchó el veredicto de culpabilidad y la sentencia asociada: cadena perpetua y la imposición de 1,7 millones de euros a las familias de las dos personas a las que mató en Italia a primeros de abril de 2017, el guardia Valerio Verri y el hostelero Davide Fabbri.

Norbert Feher cometió esos asesinatos en la región italiana de Ferrara, tras un periplo criminal salpicado de robos y delitos de sangre que siguió en España. En Italia se desplegó un espectacular dispositivo para darle caza, pero las fuerzas de seguridad perdieron el rastro de este huidizo criminal que también era buscado por las autoridades alemanas y serbias.

Tras permanecer en paradero desconocido durante meses, su rastro afloró en diciembre de 2017 en un depsoblado rincón de la geografía española, en la zona de Albalate del Arzobispo (Teruel). El 4 de diciembre, dos lugareños fueron tiroteados y cayeron malheridos cuando acudieron a una pequeña masía, una de las típicas y modestas casas de campo de la zona.

Los dos lugareños vivieron para contarlo, pero el autor de los disparos –que se había refugiado en esa masía- salió huyendo. Al cabo de unos días, durante una patrulla por el monte, dos guardias civiles se toparon con él. Con ellos estaba un ganadero. Él había ido a parar a la explotación ganadera de José Luis Iranzo. «El Ruso» les vio y aguardó escondido hasta tenerlos a tiro sin que ellos se dieran cuenta y sin darles opción de reaccionar. Así mató a los guardias Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, y al ganadero José Luis Iranzo.

Tras la condena a cadena perpetua que acaba de imponerle la Justicia italiana, «Igor el Ruso» aguarda en la cárcel zaragozana de Zuera a que siga adelante la causa abierta contra él en España, en la que tendrá que responder por ese triple crimen. Dice que recaló en esa zona de Teruel porque había venido a España a «hacer negocios». Sus movimientos siguen rodeados de no pocas incógnitas y de su desconcertante personalidad, en la que combina su frialdad asesina con una extraña religiosidad y un afán por el aislamiento. Se sospecha que este criminal serbio está estrechamente relacionado con grupos organizados de delincuencia internacional.