Una de las obras de arte cuya restauración está culminando ahora la Fundación Tarazona Monumental
Una de las obras de arte cuya restauración está culminando ahora la Fundación Tarazona Monumental
Arte

La Fundación Tarazona Monumental ultima la restauración de otras dos obras de arte

Culmina la una nueva edición del taller de rehabilitación, que ha actuado sobre seis bienes histórico-artísticos

R. P.
ZaragozaActualizado:

Los restauradores de la Fundación Tarazona Monumental afrontan estos días los últimos trabajos de restauración de otras dos obras de arte. Se trata de un lienzo y de una escultura, que se suman a las otras cuatro intervenciones realizadas en los últimos meses en otros tantos bienes histórico-artísticos de la localidad. Todo ello en el marco de la última edición del taller de restauración que gestiona esta fundación, que en esta ocasión ha contado con un presupuesto de 15.000 euros y que ahora afronta su recta final, tras cuatro meses de trabajos.

Según han informado fuentes de la propia fundación, una de las intervenciones ya culminadas en esta edición ha sido la restauración del retrato de Pedro Cerbuna, un cuadro de finales del siglo XVI, que está ubicado en el antiguo convento de los Mercedarios y que es propiedad del Ayuntamiento de Tarazona. Asimismo, se han realizado trabajos de reintegración de la valiosa escultura de origen procesional que preside actualmente el retablo de la Capilla de la Piedad, que forma parte del claustro de San Francisco de Asís.

En estos cuatro últimos meses también se ha procedido al montaje del retablo de San Francisco y Santo Domingo, de la iglesia conventual de la Concepción de Nuestra Señora. Este retablo fue rehabilitado en anteriores ediciones del taller de restauración, y ahora se ha procedido a su reinstalación. Además, la Fundación Tarazona Monumental también ha asegurado la conservación de un valioso atril, el facistol de Santa María Magdalena, que ha sido tratado para acabar con los xilófagos que habían atacado la madera y que habían comprometido este bien histórico-artístico.

En cuanto a las dos piezas en las que se está trabajando ahora, se trata de la imagen de la Virgen con Cristo yacente, de la iglesia conventual de Santa Teresa de Jesús; y el lienzo de la Virgen del Pilar, del siglo XVIII, propiedad del Ayuntamiento y originario de la iglesia de San Atilano.

Por otra parte, en esta recta final del taller de restauración de la Fundación Tarazona Monumental, también se van a realizar catas en muros del Palacio Episcopal. En concreto, en la zona contigua a donde ya se encontraron pinturas de grisalla en intervenciones anteriores.