Dinero y efectos intervenidos al detenido
Dinero y efectos intervenidos al detenido - Policía Nacional
Sucesos

Detenido en Zaragoza tras escaparse de la cárcel y dedicarse otra vez al narcotráfico

El hombre, de 44 años, regentaba un punto de venta de droga en un domicilio del barrio de Delicias

ZaragozaActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en Zaragoza a un hombre de 44 años que se había fugado de prisión y había montado un negocio de venta de droga en la capital aragonesa. Es reincidente, porque cuando se escapó de prisión se encontraba cumpliendo condena por delitos previos de narcotráfico. El acusado, que responde a las iniciales E. B., se había fugado de la cárcel de Zuera aprovechando un permiso carcelario. Fue localizado a raíz del dispositivo de vigilancia puesto en marcha en torno a una vivienda en la que se sospechó que se vendía droga.

Las vigilancias de los agentes permitieron identificar al hombre que ocupaba ese piso del barrio zaragozano de Delicias, al que vieron realizar continuos desplazamientos entre la vivienda y un bar próximo. La actitud que mostraba en estos desplazamientos, su frecuencia y las medidas de seguridad que adoptaba hicieron sospechar a los agente que se podía estar dedicado al tráfico de drogas.

Tras tenerlo localizado, comprobaron que ese hombre era un preso que se habiá fugado de la prisión en la que cumplía condena y que pesaba contra él una requisitoria judicial. Tras completar las pesquisas y hacerse con una orden de registro, los policías procedieron a su detención y a entrar en la vivienda que ocupaba.

El acusado, que ha sido enviado a prisión, se enfrenta ahora a cuatro presuntos delitos: tráfico de drogas, usurpación de estado civil, delito contra la administración de justicia y delito de hurto.

En el registro de ese piso del barrio zaragozano de Delicias, la Policía Nacional intervino 190 gramos de cocaína en roca, gran cantidad de sustancia para el corte, útiles para el embalaje de sustancias, una báscula de precisión, más de 1000 euros en metálico, así como efectos que figuraban como sustraídos entre los que se destaca un teléfono móvil de alta gama valorado en más de 1.200 euros.