Luis María Beamonte, presidente del PP aragonés y candidato al Gobierno aragonés
Luis María Beamonte, presidente del PP aragonés y candidato al Gobierno aragonés - Fabián Simón
Política

Las Cortes de Aragón aprueban dos reprobaciones contra el PSOE en menos de 24 horas

El PP ha conseguido que en ambos casos hayan salido adelante gracias a Podemos: a una votó a favor y a otra se abstuvo

ZaragozaActualizado:

En menos de 24 horas y en pleno ambiente preelectoral, las Cortes de Aragón han aprobado dos reprobaciones, las dos contra el PSOE, las dos promovidas por el PP y las dos han prosperado gracias a que los populares han contado con el consentimiento activo de Podemos.

La primera reprobación salió adelante este jueves y fue directamente contra el presidente aragonés Javier Lambán y, por extensión, contra su Gobierno regional de coalición PSOE-CHA. El PP había planteado esa reprobación con el argumento de que el Ejecutivo de Lambán no había cumplido con su obligación de presentar el proyecto de presupuestos de Aragón para este 2019. Durante el debate y votación, Podemos se puso del lado del PP y sus votos resultaron decisivos para que fuera aprobada esa reprobación contra Lambán, a la que también se sumaron los diputados del PAR y de Ciudadanos.

Y, menos de 24 horas después, en la mañana de este viernes, las Cortes de Aragón aprobaron la segunda reprobación dirigida contra el PSOE. De nuevo la había promovido el PP y, de nuevo, Podemos resultó decisivo para que los populares consiguieran ver aprobada su iniciativa. En este caso la reprobación ha sido contra la ministra de Defensa, Margarita Robles, por incumplir el convenio de colaboración suscrito entre la institución que dirige y el Departamento de Sanidad del Gobierno para la utilización conjunta del Hospital de la Defensa de Zaragoza.

En este caso la reprobación planteada por el PP fue apoyada por Ciudadanos. La suma de todos esos votos no garantizaba la aprobación de la iniciativa: hacía falta que Podemos se abstuviera, y es justo lo que hizo la formación morada -también se abstuvieron el PAR e IU, pero sus votos no eran decisivos en este caso para la aritmética parlamentaria-. Esa abstención de Podemos permitió que, por segunda vez en 24 horas, el PP lograra sacar adelante su segunda reprobación contra los socialistas.