José Javier Salvador Calvo es conducido al Juzgado de Teruel por la Policía Nacional en 2003 - EFE

Así contó ABC el asesinato del hombre que mató a su mujer en 2003 y ahora ha matado a la que fue su abogada en ese caso

José Javier Salvador Calvo, entonces de 34 años, fue condenado en 2005 a 18 años de prisión por matar a su esposa al descargar nueve disparos con una carabina 22 sobre ella. Hoy ha asesinado a la letrada que le defendió entonces

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una terrible noticia ha saltado a la luz en la mañana de este viernes en Aragón. Una abogada de 48 años ha sido asesinada en Zaragoza por un hombre que ya había sido condenado y se encontraba en libertad condicional por matar a su mujer en el año 2003. El jueves el marido de la víctima había denunciado su desaparición y diferentes pesquisas llevaron a la Policía a una vivienda del barrio de San José, propiedad del sospechoso, José Javier Salvador Calvo. Allí encontraron de madrugada el cadáver de la mujer con varias cuchilladas. Fue entonces cuando los policías comenzaron la búsqueda del presunto autor y descubrieron que se había suicidado lanzándose al vacío desde un viaducto de Teruel a las 00.20 horas de este viernes.

El impacto ha sido mayúsculo cuando se ha podido comprobar que la mujer asesinada este jueves había sido la letrada encargada de defender a su presunto asesino cuando mató a su mujer en 2003. En una información de Manuel Trillo del 24 de mayo de 2003, ABC contaba que José Javier Salvador Calvo, entonces de 34 años y contratista de obras, descargó «once disparos de una carabina del calibre 22» sobre su mujer «Patricia Susana Maruel Conte, de 29 años» que era candidata a la alcaldía de La Puebla de Híjar (Teruel) por el Partido Popular, debido a «desavenencias entre ambos, según confesó a la Policía», aunque la sentencia fijó que habían sido «nueve disparos» finalmente.

La muerte de la mujer de José Javier Salvador Calvo dejó sin madre a tres niños de nueve, seis y cuatro años. «Algunas de las últimas personas que vieron con vida a Patricia Maurel relataron a ABC que hacia las 8.30 del jueves se encontraba la joven con otros miembros de la candidatura en el bar Brillante, muy próximo a la Casa Consistorial a la que aspiraba a estar en breve, preparada para repartir propaganda electoral. Desde el exterior, su marido comenzó a reclamarla con el claxon de su furgoneta, ella salió para hablar con él y ya no volvió a aparecer. Algún vecino comentaba haber visto pasar después ya solo en el vehículo al presunto autor del crimen. Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Teruel, la madre de la víctima denunció telefónicamente a la Guardia Civil a las 22.45 horas que Patricia Maurel había sido amenazada de muerte por su marido en el bar», publicó entonces este diario.

Los agentes dieron comienzo a una búsqueda intensiva de la joven política, pero paralelamente José Javier Salvador Calvo se presentó en un hospital turolense y confesó que había matado a su esposa. Así continuaba el relato del suceso: «El presunto autor del homicidio llegó a las 23.15 horas "muy nervioso" y con un estado de "confusión y agitación", según señaló el directormédico del centro sanitario, José Castaño. El presunto asesino, según informa Efe, fue atendido por el médico de guardia, que intentó averiguar las causas de su estado. En la conversación, José Javier Salvador confesó "espontáneamente" que había matado a su mujer, tras lo cual el médico llamó a la Policía, que posteriormente se personó en el centro».

El cuerpo de Patricia Susana fue encontrado sobre la 1.50 de la madrugada en un paraje a dos kilómetros del pueblo con «hasta once impactos de bala: dos en la cabeza, tres en la zona pectoral izquierda, uno en el brazo izquierdo, uno en la clavícula y otros cuatro en la zona dorsal». «Tras el levantamiento del cadáver, el presunto autor de estos disparos pasó a disposición judicial y ayer mismo ingresó en prisión. José Javier Salvador estaba en posesión de una carabina marca Pietta-01, calibre 22, con la que cometió el delito, y de una escopeta del 12, de las que tenía documentación en vigor».

Por este crimen, José Javier Salvador Calvo fue sentenciado en 2005 a 18 años de cárcel. En aquel juicio le defendió la abogada que este viernes ha sido encontrada muerta a manos –presuntamente– de José Javier, que se suicidó horas después.