Maru Díaz (Podemos), consejera de Universidad del Gobierno aragonés del socialista Javier Lambán
Maru Díaz (Podemos), consejera de Universidad del Gobierno aragonés del socialista Javier Lambán - F. Simón
Sociedad

Aragón pagará por estudiar en la universidad: un sueldo según las notas y la renta del alumno

Las becas-salario emularán a las que rigen en la Comunidad Valenciana y que pueden llegar hasta 600 euros mensuales

Zaragoza Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A partir del próximo año, Aragón pagará por estudiar en la Universidad. El Gobierno aragonés implantará un sueldo mensual para aquellos alumnos que obtengan buenas notas y que estén por debajo de los umbrales de renta que se fijarán como condición. Así lo ha anunciado la consejera de Universidad del Gobierno aragonés, Maru Díaz (Podemos). Emulará el modelo valenciano, que contempla becas-salario de hasta 600 euros por mes lectivo.

La idea ya se planteó hace unos meses, en la recta final de la anterior legislatura. A principios de año la anunció la consejera socialista Pilar Alegría. Pero la legislatura se agotó sin que se impulsara este mecanismo que el actual cuatripartito del socialista Javier Lambán sí parece decidido a implantar desde el próximo curso, 2020-2021.

Aunque no ha dado detalles de cómo se articularán en concreto estas becas-salario, del gasto público que conllevarán -el presupuesto que habrá que dedicarle- y tampoco de los requisitos concretos que habrá que cumplir para cobrarlas, Maru Díaz ha dado por seguro que se implantarán el próximo año. Será inicialmente en fase de experiencia piloto, para un grupo limitado de beneficiarios. A partir de ahí, la intención es extender la fórmula de forma estable y amplia. Hasta cuántos alumnos alcanzará es algo que no se sabrá hasta que, pasada la experiencia piloto, se fije la normativa definitiva que regule la concesión de estas becas-salario.

La clave residirá, por tanto, en qué condiciones se marcarán para acceder a estas becas-salario, pero esto no ha sido aclarado todavía por la consejera Maru Díaz. Sí se sabe que Aragón va a emular el modelo que ya ha implantado la Comunidad Valenciana, por lo que la concesión de estas pagas para universitarios se regirán por dos criterios: el rendimiento académico -las notas que obtengan- y el nivel de renta del estudiante. Pero habrá que definir dónde se pone el umbral de renta y dónde el de las notas para acceder a esos «sueldos» del universitario.

Lo que sí se ha avanzado es que serán unas becas autonómicas compatibles con el resto de ayudas al estudio que rigen en estos momentos. Y, según Maru Díaz, el objetivo es que garanticen al alumno unos ingresos personales suficientes mientras estudia en la universidad.

«Queremos garantizar el acceso a la universidad y no permitir que alumnos con buenos resultados académicos acaben como falsos autónomos en empresas precarias para costearse sus estudios y sus gastos durante su etapa académica», afirma Maru Díaz. «Queremos que puedan dedicarse a hacer lo que tienen que hacer, que es estudiar», remarca la consejera que tiene Podemos en el Gobierno aragonés de Javier Lambán, gabinete que lidera el PSOE y del que también forman parte los nacionalistas de izquierdas de la Chunta y los liberal-regionalistas del PAR.