Butacas vacias ayer durante la sesión en el Parlament de Cataluña
Butacas vacias ayer durante la sesión en el Parlament de Cataluña - Inés Baucells

Cs, el PSC y el PP cargan contra la «huída hacia delante» de Torra

JpC, ERC, los comunes de Colau y la CUP votan contra la suspensión de los diputados encausados

BarcelonaActualizado:

El terremoto político que supuso el ultimátum lanzado por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, fijando una fecha límite a Pedro Sánchez –noviembre– para que acepte un referéndum de autodeterminación, se interpretó en los grupos de la oposición del Parlamento catalán como un «chantaje» inaceptable.

Tanto Cs, como el PSC y el PP identificaron las palabras de Torra como una «huida hacía adelante», en un momento en el que el independentismo –representado por Junts per Catalunya (JpC), ERC y la CUP– demostró ayer, una vez más, que no mantiene una misma hoja de ruta.

El portavoz de Cs, Carlos Carrizosa, advirtió de que con el ultimátum Torra ha salido a cobrarse la «hipoteca» del presidente del Gobierno. En su opinión, el presidente de la Generalitat es «el cobrador del lazo», ironizó el dirigente de la formación naranja antes de exhortar a Sánchez a «requerir» a Torra que cumpla con la Constitución, formalismo previo para activar el artículo 155 de la Carta Magna en petición al Senado.

Asimismo, Carrizosa también se refirió a la delegación del voto de seis diputados suspendidos, aprobada este martes en la Cámara catalana, con los votos de JpC, ERC y CatComú-Podem. Sobre esta cuestión, apuntó que su formación «no reconocerá» la validez de las votaciones y se querellará contra el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent (ERC), y los miembros de la Mesa que han permitido su votación en el pleno. También interpondrán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional porque: «No reconocemos la validez de esta resolución» aprobada, una resolución que además niega la «suspensión automática» acordada por el Tribunal Supremo desde el mes de julio al estar encausados por rebelión.

PSC: «No habrá referéndum»

Desde el PSC, Miquel Iceta apuntó que Torra había prometido cosas «que no se pueden cumplir» algo que, a su parecer, genera «malestar» en Cataluña. «Él sabe perfectamente que no habrá una negociación sobre un referéndum de autodeterminación, no se por qué hace falta esperar hasta noviembre. No habrá un referéndum autorizado por el Gobierno español, eso lo sabe todo el mundo», añadió el líder del PSC, solo unos minutos antes de la intervención de la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Por su parte, la diputada popular Andrea Levy valoró que las palabras de Celaá fueron «decepcionantes» y reiteró el ofrecimiento del PP para que el Gobierno pueda poner en marcha el artículo 155 de la Constitución con sus votos en el Senado. «No podemos tener en la Generalitat a un presidente que alimenta la violencia. (...) ¿Qué más hace falta que hagan los independentistas para que reaccione el Gobierno?», añadió.

Torra, en una «ratonera»

Finalmente, Joan Josep Nuet (CatComú-Podem) apuntó que con las palabras de Torra, este está poniendo fin a su mandato. «El tenemos prisa ya sabemos cómo acabó. Es un hito temporal, noviembre, que es un error», agredó, pese a reiterar que defiende la celebración de un referéndum de independencia.

En otro orden de cosas, por la mañana, el Parlamento catalán rechazó suspender a los diputados afectados por el auto del magistrado del Supremo y, gracias a la mayoría de JpC, ERC y los comunes, que controla Ada Colau, se aprovó que los seis diputados en prisión o fugados de la Justicia puedan «designar» a un sustituto. ERC presentó la designación de Junqueras y Romeva; pero desde JpC se considera que la situación de sus diputados no ha cambiado, por lo que no tienen previsto designar a nadie.