Trabajo sin descanso para intentar controlar el incendio de Llutxent que continúa activo

Intensa jornada para la Unidad Militar de Emergencias.  Trabajan sin descanso, jugándose la...

Actualizado:

Intensa jornada para la Unidad Militar de Emergencias.  Trabajan sin descanso, jugándose la vida. Cara a cara con las llamas, tan cerca del fuego que incluso nuestros compañeros tuvieron que ser desalojados. Viviendo momentos de auténtica tensión. Mientras tanto los vecinos atemorizados huyen de las llamas. Familias enteras han pasado la noche  en un polideportivo. Otros se alojan donde pueden.  Al fuego hay que sumarle otro enemigo, el humo, que podía divisarse desde la playa.  Por el momento, más de 2.600 personas no podrán regresar a sus casas.