Los sevillanos llevan la penitencia de la Semana Santa hasta el gimnasio

La fe no solo mueve montañas, también los cuerpos. Es lo que ha pensado un monitor de un gimnasio...

Actualizado:

La fe no solo mueve montañas, también los cuerpos. Es lo que ha pensado un monitor de un gimnasio de Sevilla para motivar a sus alumnos en Semana Santa, pedalear a ritmo de marchas cofrades. En esta clase el capataz es el monitor que alienta incansable a sus 'ciclofrades'. Su particular Vía Crucis es quemar calorías y para ello han cambiado los pasos por las bicicletas.