Sergio: "Pararon mi tren 15 grafiteros"

Por mucho que se empeñen no es arte, es un acto vandálico. Como la emboscada a dos policías...

Actualizado:

Por mucho que se empeñen no es arte, es un acto vandálico. Como la emboscada a dos policías nacionales en Madrid o la agresión a tres viajeros, entre ellos una mujer embarazada, en Barcelona.Los últimos altercados entre grafiteros fueron un pique entre bandas de Barcelona y Madrid para ver quién pintaba los vagones en menor tiempo y en ese reto no dudaron en utilizar la violencia Lo mismo que ocurrió unos días antes cuando un maquinista sufrió una crisis de ansiedad después de que le obligaran a parar el convoy. Sergio vivió esa situación hace apenas un mes y nos cuenta su experiencia.