Los miembros del equipo de Pedro Sánchez, el secretario provincial del PSOE en Valencia, José Luis Ábalos, y la diputada del PSOE por Asturias Adriana Lastra - EFE

Pedro Sánchez centra el tiro en Patxi López en el arranque de campaña

El exlíder del PSOE, que busca «el cuerpo a cuerpo» con Susana Díaz, ataca al exlendakari

MadridActualizado:

Pedro Sánchez busca convertir la campaña de las primarias en el PSOE en un «cuerpo a cuerpo» con la presidenta andaluza, Susana Díaz, convencido de que es su rival más poderosa en su objetivo por reconquistar Ferraz. De ahí que al oficializar ayer su candidatura a la secretaría general, su equipo arremetiese primero contra Patxi López, al que intentan anular acusándole de no tener «proyecto político» más allá de su constante llamada a la unidad del PSOE. La estrategia del candidato Sánchez en estos primeros compases es nítida: polarizar la contienda y aglutinar en torno a sí todo el voto «crítico» con la gestora y con quienes orquestaron su salida de Ferraz el 1 de octubre. Es decir, recuperar a quienes le abandonaron por el exlendakari.

Los coordinadores de la campaña de Sánchez, José Luis Ábalos y Adriana Lastra, subrayaron ayer martes que ésta es una carrera a dos entre su candidato y la presidenta andaluza, informa Efe. Ábalos, secretario general de los socialistas en Valencia, sentenció contra el exlendakari: «No hay proyecto político detrás». La víspera, el propio líder caído del PSOE aseguró en una entrevista televisiva que si gana Susana Díaz el partido pasará a ser «la tercera fuerza política sin duda alguna» del país, por detrás de PP y Podemos. Su equipo insistió ayer en que el PSOE debe ser «claramente de izquierdas» y dar voz a la militancia frente al modelo que representa Díaz y los viejos barones, que con la abstención en la investidura de Mariano Rajoy han llevado al partido a «tierra de nadie».

La respuesta al estreno de Sánchez en la carrera por las primarias del próximo 21 de mayo no se hizo esperar. Muchas voces reclamaron a su exlíder «respeto». «Un poquito de humildad no le vendría mal», le afeó desde Algeciras (Cádiz) Patxi López, su antiguo aliado. El exministro y presidente del Comité Federal, José Blanco, le censuró recordando que «lo cierto y verdad» es que Sánchez «perdió dos elecciones y Susana las ganó». Ábalos tildó sus palabras de «provocación» porque el Gobierno de Zapatero recibió una «tremenda sanción» con su derrota en las urnas en 2011, dijo ensuciando el ya de por si enturbiado tablero socialista. El presidente de la federación de municipios FEMP, Abel Caballero, señaló que «sería bueno» que Sánchez «hablara» de «por qué» el PSOE «cayó» a 85 diputados con él de candidato.

Censo definitivo

Entretanto, el PSOE cifró ayer el censo provisional que podrá participar en las primarias en 187.360. Este incremento con respecto al censo de 177.902 militantes del pasado mes de abril, supone que los candidatos tienen que recopilar más de 9.000 avales para presentarse a los comicios internos.