El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es observado por el presidente de Vox, Santiago Abascal, a su llegada al hemiciclo - EFE |Vídeo: Expulsado cuando gritaba "¡Nadie sin hogar!" en el Congreso EP

Vox le roba el sitio al PSOE y otras anécdotas de la constitución del Congreso

Zamarrón, protagonista por sus comentarios sobre las aglomeraciones para la votación: «Hay una cola más grande que la del pan durante la carestía»

Varios diputados del PSOE acuden al hemiciclo con camisetas a favor del colectivo LGTBI y se pasean por delante de Abascal

MadridActualizado:

La anécdota de la jornada de la constitución del Congreso ha tenido lugar a primera hora de la mañana, buscada por Vox. El partido de Santiago Abascal ha acudido muy temprano al hemiciclo para reservarse los primeros asientos del tercio izquierdo, los que ocupa tradicionalmente el PSOE.

Abascal, en concreto, se ha sentado en el escaño que en la última legislatura ocupó la vicesecretaria y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra. Un escaño que se encuentra justo detrás del que ocupa Pedro Sánchez, quien le ha saludado a su llegada.

Según Vox, ha decidido ubicarse en este tercio al conocer que ERC quería sentar a Junqueras justo detrás de Sánchez para darle visibilidad. Sin embargo, no ha cedido estos escaños cuando han comenzado a llegar los diputados socialistas, siendo Abascal el que ha logrado la mayor visibilidad.

EP
EP

El diputado socialista Pepe Zaragoza había acudido también a primera hora y pudo reservarse el asiento contiguo al presidente de Vox, con el que le ha visto conversar animadamente, de manera que ha quedado ubicado entre éste e Iván Espinosa de los Monteros.

Al ocupar los 24 diputados de Vox los escaños habituales del PSOE, este partido ha quedado relegado a la sexta fila y ha tenido que extenderse hasta las últimas filas, tradicionalmente denominadas «el gallinero». Como consecuencia de la ubicación de Vox, Podemos ha sido desplazado al etrcio central que en la última legislatura ocupó parcialmente Ciudadanos.

El presidente de la formación naranja, Albert Rivera, ha tenido que ubicarse en el tercio derecho, reservado tradicionalmente para el PP. En concreto, en el extremo izquierdo de la segunda fila, en el lado opuesto al presidente del PP, Pablo Casado.

La ubicación de los diputados hoy no presupone en ningún caso que este reparto de los escaños sea el definitivo para el resto de la legislatura. La nueva Mesa del Congreso que resulte hoy elegida será la que adjudique la ubicación de cada grupo en el hemiciclo, buscando el acuerdo previo de los partidos.

REUTERS
REUTERS

Otra de las anécdotas del día también ha tenido que ver con Vox, aunque indirectamente ya que varios diputados socialistas como Felipe Sicilia han acudido al hemiciclo esta mañana con camisetas con el emblema del fantasma, conocido en las redes sociales como «Gaysper», que el partido de Santiago Abascal usó durante la campaña como crítica al colectivo LGTBI, pero adoptado después por éste como símbolo. Los diputados socialistas han intentado provocar a los de Vox paseándose repetidamente por delante de éstos con la citada camiseta, pero sin éxito.

Zamarrón, protagonista

Otro de los protagonistas de la jornada ha sifo el socialista Javier Zamarrón que ha ocupado la presidencia de la Mesa de Edad al ser el parlamentario con más edad del hemiciclo y, por tanto, ha dirigido la sesión. Zamarrón ha hecho reír en varias ocasiones a señorías y periodistas con sus comentarios ocurrentes sobre las largas colas que se han producido durante las votaciones por orden alfabético en urna.

«Mejoren el flujo, estamos cercanos a la trombosis en el foso», ha pedido varias veces Zamarrón ante la acumulación de diputados en la parte central del Salón. En parte, porque muchos se detenían a saludar a compañeros de otros partidos antes de regresar a sus escaños. Aquí se ha visto, por ejemplo, a Inés Arrimadas saludar a Jordi Turull.

Tampoco ha ayudado la extrema velocidad a la que la primera secretaria de la Mesa, la diputada de ERC Marta Rosique, ha ido llamando a los diputados a votar. «Hay una cola más grande que la del pan durante la carestía», ha afeado Zamarrón, pidiendo la ralentización del ritmo de lectura a la secretaria segunda, la diputada podemita Lucía Muñoz Dalda. El socialista, médido, ha insistido en utilizar esta terminología.