Jordi Sànchez, en un encuentro electoral
Jordi Sànchez, en un encuentro electoral - ABC

Las razones del juez para que Jordi Sànchez no salga de la cárcel

El magistrado considera no solo que el riesgo de reiteración delictiva del diputado no ha desaparecido, como arguye su defensa, sino que a medida que avanza la investigación, este riesgo se multiplica de forma exponencial

MadridActualizado:

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena cerró ayer todas las puertas a la excarcelación del exlíder de la ANC Jordi Sànchez para que acuda al debate de investidura para que el que ha sido propuesto candidato a la presidencia de la Generalitat. Ni libertad de forma genérica ni un permido puntual para asistir al Pleno fijado para el próximo lunes.

El magistrado que instruye en el Tribunal Supremo la causa por rebelión considera no solo que el riesgo de reiteración delictiva del diputado no ha desaparecido, como arguye su defensa, sino que a medida que avanza la investigación, este riesgo se multiplica de forma exponencial. Por esta y las siguientes razones, no ha permitido a Sànchez salir de la cárcel.

Hablaba en nombre de Puigdemont

XEl exlíder de la ANC participó en reuniones estratégicas en las que se definió la hoja de ruta del independentismo y llegó a sostener en alguna ocasión (sobre la cuestión del proceso de independencia) que hablaba en nombre de Puigdemont o de los partidos soberanistas, «además de proclamarse garante de que se celebraría el referéndum (...)».

El precedente del etarra Yoldi

Llarena admite que hay un precedente de un preso preventivo al que se le permitió salir a un debate de investidura en el que era candidato. Fue el etarra Juan Carlos Yoldi en los años 80. Su caso es distinto al de Sànchez, dice el juez, porque no había riesgo de reiteración delictiva, sino de fuga, y se pusieron todos los instrumentos posibles para evitarla.

La defensa del preso, a Estrasburgo

La defensa de Jordi Sànchez presentará el lunes una demanda en Estrasburgo. Pretende que el Tribunal de Derechos Humanos aplique medidas cautelares que posibiliten su investidura. Sin embargo, esa demanda tiene escaso recorrido al ser prioritarios asuntos relativos a la vida e integridad física de las personas, no a derechos políticos.

Debió prever que habría violencia

Para el magistrado, «aun cuando los encausados nunca hubieran buscado un desafío violento, a partir del 20-S (asedio a la Guardia Civil frente a la Consejería de Economía) hubieron de representarse que sus movilizaciones introducían la posibilidad de este desenlace». Sànchez pasó de la mera propaganda de la secesión a las «movilizaciones activas».

Organizó las barrer humanas del 1-O

Más de 118 enfrentamientos en colegios electorales, y 58 agentes heridos fue el balance de la jornada del 1-O, en la que el exlíder de la ANC tuvo un comportamiento activo. Fue él quien, según la Fiscalía, organizó escudos y murallas humanas para bloquear el paso de los agentes en la jornada del referéndum y habló con expertos en resistencia policial.