REUTERS

Rajoy: «Ningún presidente de ningún país puede aceptar que alguien liquide la legalidad»

El expresidente del Gobierno asegura que nunca negoció para «liquidar la soberanía nacional»

MadridActualizado:

«Llame por favor al señor Rajoy, don Mariano Rajoy». Tras esas palabras del magistrado Manuel Marchena, el expresidente del Gobierno entró en el salón de plenos del Tribunal Supremo, a las 16:05 horas de este miércoles, para declarar como testigo en el juicio contra el «procés», uno de los puntos cumbres de la vista oral. Su testimonio y el de otros políticos citados esta semana en el juicio (como Soraya Sáenz de Santamaría o Artur Mas) están desvelando lo que sucedió entre bambalinas.

«España es lo que quieran los españoles y no una parte de ellos», ha manifestado Rajoy en varias ocasiones, a preguntas de las acusaciones, para centrar el mensaje central de su declaración. El antiguo presidente del Gobierno, del Partido Popular, ha insistido en que la soberanía nacional reside en todo el pueblo español, y nadie, ni el Ejecutivo, ni los representantes de una autonomía, ni un supuesto comité de soberanistas, pueden cambiar eso. «Es el pueblo español el que decide lo que es España. Dejé muy claro cuáles eran las reglas del juego», ha expresado Rajoy, que se ha preguntado en voz alta qué sucedería si alguien en un país como Alemania pretendiera saltarse la ley y romper la soberanía.

Siga leyendo esta noticia aquí.