El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en el debate de la moción de censura contra Rajoy
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en el debate de la moción de censura contra Rajoy - EFE

Podemos insiste en que Llarena debería pagarse el abogado como el resto de españoles

El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, reitera que demandar al magistrado por declaraciones personales no significa poner en tela de juicio la justicia de España

MadridActualizado:

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha insistido este martes en que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena debería costear los gastos de su defensa letrada frente a la demanda civil que han puesto contra él en Bélgica los políticos independentistas allí huidos como hacen «todos los ciudadanos» cuando se les denuncia por hechos de su «vida privada».

«Son declaraciones en el ámbito privado y a priori, no resulta evidente que demandar a este señor vaya a poner en riesgo la soberanía del poder judicial y como no parece obvio y es algo que tendrán que decidir los jueces, no nos parece que haya que decir defenderemos sí o sí en todo a este juez», ha reiterado en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

En cuanto a la diferencia entre las declaraciones de Llarena que han presentado en francés los políticos independentistas demandantes con las que reamente hizo el magistrado ante la prensa, Echenique, sin entrar en el fondo de la cuestión, sí ha apuntado que «si hubiera estado tan claro y hubiera sido tan evidente» el juez no se habría demorado «casi dos meses en pedir amparo al Consejo General del Poder Judicial».

«Si fuera tan evidente que hubiera que costear la defensa del juez en este litigio por parte del Estado, un juez como él, con tanta experiencia, no habría tardado dos meses en pedir el amparo. El primer ipulso que tuvo el Gobierno fue correcto, son declaraciones en el ámbito privado. Si se pusiera en cuestión la jurisdicción española, el Ejecutivo tendría que entrar, pero caben dudas de que eso pueda ocurrir en este litigio», ha zanjado.

Brecha social en Cataluña

En relación a la controversia por la simbología independentista en las calles de Cataluña, Echenique, para quien «pocas actividades hay más pacíficas» que poner o quitar «trozos de tela» de las farolas, ve «bien que se investigue» por qué la policía autonómica catalana ha venido identificando a quienes retiran los lazos amarillos y no a quienes los ponen.

«Creo que ambas actividades entran dentro de la libertad de expresión siempre que no se dañe el mobiliario urbano, que entiendo que es el límite que una ordenanza urbana tiene que poner», ha señalado Echenique para añadir, no obstante, que «habría que ver si esa gente que se identificó estaba solamente quitando lazos».

En su opinión, «las cosas se están sacando de quicio en Cataluña» con este asunto, «y esto se está calentando a propósito» porque «hay una serie de partidos que viven mejor en el conflicto» y, en particular, «los partidos independentistas, Ciudadanos y el Partido Popular». «Es peligroso ir por ahí, echar gasolina al fuego y hago un llamamiento a los partidos que lo hacen como estrategia electoral para que lo dejen de hacer», ha añadido.