Jaime Garcia
Jaime Garcia - Pedro Sánchez abraza a López en enero después de ser elegido presidente del Congreso

El paso al frente de Patxi López estrecha el margen de Sánchez para presentar su candidatura

El ex lendakari y expresidente del Congreso lanza hoy su candidatura para las primarias del PSOE sin esperar a las decisiones de Pedro Sánchez y Susana Díaz

MadridActualizado:

La convocatoria, ayer, del 39Congreso del PSOE los días 17 y 18 de junio ha dado el pistoletazo de salida a la carrera de los aspirantes a la Secretaría General. Y, contra pronóstico, el primero en anunciarlo va a ser el exlendakari y expresidente del Congreso, Patxi López, quien pasaba por ser la «tercera vía» pero parece decidido a cortar el paso a Pedro Sánchez y a adelantarse a la poderosa presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

López presentará hoy oficialmente su candidatura en lo que se prevé sea una multitudinaria rueda de prensa en Madrid, aunque ayer en Ferraz ya confirmó oficiosamente a varios secretarios generales sus intenciones. Como informó ABC, llevaba semanas presionando, sin éxito, a Sánchez para que no se presente y le deje expedito el camino. Finalmente ha decidido tirar para adelante, comunicando sus planes previamente al exlíder. Patxi López espera sumar en torno a su proyecto a la mayoría de lo que ha venido siendo el sanchismo, para evitar que Díaz se haga con el control del partido. Parte en desventaja porque con ella están la todopoderosa federación andaluza (45.000 militantes), Extremadura, Castilla-La mancha, Aragón y la Comunidad Valenciana. Pero el exlendakari aúna en torno a él al PSE (Idoia Mendia), La Rioja (con César Luena al frente) y, aunque de manera menos explícita, también a Francina Armengol (Baleares), Sara Hernández (Madrid), y los secretarios generales de Murcia (Rafael González Tovar), Cantabria (Eva Díaz Tezanos). El castellano-leónes, Luis Tudanca, todavía no se ha pasado formalmente del sanchismo al patxismo.

Todo ese panorama ya podía intuirse ayer por la mañana viendo el desarrollo del Comité Federal. El presidente de la Gestora, Javier Fernández, logró sacar adelante el calendario (primarias en mayo y plenario de delegados 17 y 18 de junio) con solo cinco votos en contra y sin abstenciones.

«Lecciones de lealtad, no»

Los barones críticos, avisados de las intenciones de López, evitaron confrontar duramente con Fernández en el asunto de la fecha, pero sí dejaron caer en sus intervenciones que hubiese sido mejor primarias en marzo y congreso en abril. De hecho, eso defendió el exdirigente de Izquierda Socialista José Antonio Pérez Tapias (primarias de 6 marzo, y congreso 8 y 9 de abril), pero sin apoyo del antiguo sanchismo. Finalmente, Tapias junto a otros tres miembros de Izquierda Socialista (IS) y el secretario general del PSPV en Valencia, José Luis Ábalos, uno de los pocos cuadros que quedan fieles a Pedro Sánchez, votaron en contra del calendario. Posteriormente, Tapias mostró en Twitter su enojo con el presidente del Comité Federal, José Blanco, por impedir que se votara la propuesta de calendario alternativo. El dirigente de IS anuncia que no volverá mientras lo presida Blanco.

Con todo, lo más interesante de ayer fue el duelo que deparó la sorpresiva intervención inicial de Javier Fernández, sin papeles preparados, pidiendo «lealtad» a los críticos y que dejen de mirarse al «ombligo». Veinte minutos en un discurso que los barones como Susana Díaz, Javier Lambán, Elena Valenciano y, en general, todos los que apoyan a la gestora alabaron por su profundidad y sentimiento. En la orilla de enfrente, los críticos no se lo tomaron igual. El más duro fue el castellano leonés, Luis Tudanca, quien dijo «no acepto lecciones de lealtad»; mientras que algún otro interviniente recordó a Fernández que la lealtad que pide ahora no se la dio él a Pedro Sánchez en los dos últimos años.

La vasca Idoia Mendia advirtió, en sintonía con lo que defienden las plataformas «pro congreso ya» –una decena de sus representantes se manifestó ayer a las puertas de Ferraz– que un adelanto electoral sorprendería al PSOE «sin ejecutiva, proyecto ni liderazgo». «No creo, sinceramente, que el Partido Socialista pueda afrontar estos debates con fuerza y confianza desde una dirección provisional. La provisionalidad en la que estamos sumidos nos está restando fortaleza y credibilidad en los debates públicos que estamos viviendo», aseguró Mendia a puerta cerrada.

«El PSOE no existe sin PSC»

Por su parte, la presidenta balear, Francina Armengol, cuestionó la voluntad de diálogo del presidente de la Gestora, porque, recalcó, ella le ha pedido reuniones que no se han producido. A su juicio, Javier Fernández no está ejerciendo el papel neutral que le correspondería como presidente de una dirección provisional.

Tanto Armengol como Mendia, la madrileña Sara Hernández y otros dirigentes criticos salieron en defensa de la continuidad de las relaciones del PSOE con el PSC. En la actualidad, la gestora sigue barajando la posibilidad de que los 17.000 militantes catalanes no participen en las primarias del 39 Congreso con los 160.000 del resto de España. Algunas fuentes aseguran que es una estrategia de Susana Díaz y los barones que la apoyan para eliminar de un plumazo a una federación que le es muy incómda porque no comparte su visión de España.

Ayer, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, volvió a recalcar la idea de que su partido va a ser «neutral» en la contienda entre los posibles aspirantes a secretario general del PSOE en primarias. Ha dado instrucciones a los cargos para que no tomen postura a favor de Díaz o de López.

«Un PSOE desacomplejado»

Por su parte, Susana Díaz defendió que del 39 Congreso que el PSOE celebrará los días 17 y 18 de junio debe salir un proyecto «integrador» y «desacomplejado» y, tras rechazar adelantar si ella va a aspirar a la Secretaría General, como sí hizo López, prevé anunciarse más adelante. « No se trata de mí, nosotros estaremos para aportar y ayudar y yo siempre estaré en lo que pidan los compañeros pero hoy no estamos en eso», dijo.

A su juicio, el proceso precongresual debe permitir al PSOE dirigirse a los ciudadanos y «decirles qué queremos», para lo que requiere de un «instrumento útil que tiene que dar respuesta a miles de personas que necesitan que la vida les vaya mejor». Y será «después», cuando llegue el momento, cuando «todos los hombres y mujeres de este partido tendrán la libertad de presentarse», sin aclarar si ella va a hacerlo o no. Así, la responsable del PSOE andaluz cree que los compañeros irán «hablando» y que cada uno lo anunciará «cuando lo considere oportuno». Se refirió a su viaje a Palencia, León y Salamanca, la próxima semana, y explicó que «siempre» va donde la invitan: antes a Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana o Castilla La Mancha.