Otegui, Sánchez y una prehistoria de amor

«Entiendo a Sánchez Pérez-Castejón: le da menos asco pactar con ETA que pactar consigo mismo. Como bien decía el difunto Javier Arzalluz, para ir con los socialistas a cualquier parte hay que taparse las narices

Jon Juaristi
MadridActualizado:

En el campo del nacionalismo vasco, Arnaldo Otegui ha intentado desempeñar un papel semejante al de Gerry Adams en el del nacionalismo norirlandés. La diferencia importante entre ambas figuras y ambos sistemas es que Adams, antiguo activista del IRA, se emancipó relativamente de la tutela terrorista al optar por la militancia en el Sinn Féin, partido que, aunque mantuvo estrechos vínculos con los pistoleros, nunca se subordinó por completo a ellos, al contrario que Herri Batasuna, organización que nunca fue otra cosa que el brazo político de ETA militar (es decir, de aquella fracción de ETA que seguiría matando españoles hasta 2011, cuando abandonó las armas en virtud del pacto suscrito con el Gobierno de Rodríguez Zapatero).

Pero, a

Jon JuaristiJon JuaristiArticulista de OpiniónJon Juaristi