La OTAN se mantiene prudente ante las exigencias y el protagonismo de Trump

Sus palabras, sus pretensiones están convirtiendo esta cumbre de la OTAN en una de las más...

Actualizado:

Sus palabras, sus pretensiones están convirtiendo esta cumbre de la OTAN en una de las más polémicas de los últimos años. Donald Trump venía con una cosa clara. Algunos países no invierten lo suficiente dice, quiere que todos los Aliados aporten un 2% de su PIB al gasto en Defensa. Y uno de esos países a los que se dirige Trump es España. Vean esta imagen, Sánchez busca el saludo con Trump, intercambian alguna palabra pero el presidente estadounidense no da pie a una conversación. Ha sido frente a los micrófonos donde Sánchez respondía a las demandas de la administración americana. Pero la ira de Trump caía sobre Alemania. Llegaba a la cumbre diciendo que Alemania es prisionera de Rusia y de sus materias primas, se lo decía al secretario general de la OTAN. Más tarde todo eran buenas palabras para la canciller alemana. Trump habla alto y los dirigentes europeos de momento apuestan por la prudencia.