Cospedal, a su llegada a las jornadas de trabajo en Valencia - EFE

Las mujeres del PP reivindican su día trabajando

Sáenz de Santamaría: «Hay que cambiar políticas y mentalidades»

ValenciaActualizado:

El PP no secunda la huelga feminista convocada por el 8 de marzo, pero la reivindicación por la igualdad está hoy muy presente en el discurso de sus dirigentes. Y en sus solapas, porque hasta el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lucido hoy un lazo morado por el Día de la Mujer. «Hay que cambiar políticas y mentalidades», ha asegurado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha advertido de que «vuelven determinados comportamientos» machistas entre los jóvenes que creía «superados».

Rajoy se ha comprometido a «seguir trabajando en defensa de la igualdad real entre hombres y mujeres sin regatear un solo esfuerzo» porque, ha puntualizado, esa lucha no puede ser flor de un día.

Por la mañana, la ministra de Defensa y secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, leyó un manifiesto del PP europeo con motivo del Día de la Mujer en el que se expresa el apoyo a las reivindicaciones que han llevado a la movilización en todo el mundo. «La violencia física, económica y sexual tiene que ser combatida con toda energía y con mejores resultados de los que tenemos hoy en día», reconoce el texto consensuado por los socios europeos del PP.

Génova se ha visto obligada a modular su posición inicial ante esta jornada de huelga, que llegó a tachar de «elitista» e «insolidaria», y detrás de la cual vio la sombra de la izquierda radical. Sin embargo, en su manifiesto leído hoy por Cospedal los populares europeos declaran su «solidaridad con todas las mujeres de Europa» y se refieren a la jornada como «una oportunidad anual» para debatir los asuntos relacionados derechos de la mujer, desde el punto de vista laboral, de conciliación con la vida familiar y personal, y contra la violencia machista.

«Es de todo punto increíble que mujeres bien formadas competentes todavía ganen menos que sus compañeros hombres», es otra de las ideas recogidas por el documento del PP europeo. Muchos aspectos relacionados con la igualdad de género «están todavía por resolver», se apunta. Un ejemplo: que las pensiones de ellas son un 40% más bajas.

La postura oficial de Moncloa ante el 8-M es de «absoluto repuesto» a la huelga, si bien el PP asegura que sus políticas económicas y de creación de empleo hacen más por la igualdad de la mujer que la mera movilización en la calle.

Además, los populares sacan pecho por haber incorporado a sus compañeras en los puestos más altos antes que nadie: Esperanza Aguirre fue la primera presidenta del Senado, Luisa Fernanda Rudi, del Congreso, tuvo alcaldesas históricas en importantes capitales (Rita Barberá, Celia Villalobos, Teófila Martínez…) y hoy los puestos más altos siguen ostentándolos ellas: Soraya Sáenz de Santamaría es la única vicepresidenta del Gobierno; María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y ministra de Defensa, y Ana Pastor, presidenta del Congreso.

Ministras como Fátima Báñez (Empleo) y Dolors Montserrat (Sanidad e Igualdad) han expresado por las redes sociales su apoyo al Día de la Mujer bajo el lema «sigamos sumando juntas» y han destacado el camino avanzado para la igualdad real. Báñez ha puesto el énfasis en que España es el país que más reduce la brecha salarial desde 2012 y que lidera la creación de empleo femenino en Europa y hay más mujeres trabajando que nunca. «Más de 355.000 mujeres han visto incrementada su pensión y su impulso ha contribuida reducir la brecha en pensiones un 13%», ha añadido. Montserrat ha subrayado las ayudas aprobadas por el Gobierno para las madres: «España es junto a Francia el único país de Europa con complemento de maternidad para corregir la brecha en pensiones».