Los agentes de la Guardia Civil inspeccionan el coche de la mujer del asesino - Miguel Muñiz / Vídeo: El presunto asesino de Pontevedra llama para que le detengan después de matar a tres mujeres
GALICIA

«El Moro», un hombre conflictivo y con antecedentes

Fue él mismo el que explicó a los agentes lo que acababa de suceder y confirmó que había disparado a su mujer

ValgaActualizado:

Una llamada telefónica al cuartel de la Guardia Civil de Milladoiro advirtió a los agentes en torno a las 9 de la mañana de que el autor del triple crimen de Valga se había fugado a la casa donde en los últimos tiempos vivía con su madre. Fue él mismo, cuando los agentes se personaron en la vivienda de Bertamiráns (La Coruña) el que explicó que lo que acababa de suceder y confirmó que había disparado a su mujer aprovechando que ella estaba dentro del coche. Antes, José Luis Abet Lafuente se había desviado del camino para deshacerse del revólver con el que tiroteó a parte de su familia política, en un río cercano. Sin perder la calma y sin oponer resistencia, el arrestado se montó en el coche de la Guardia Civil y fue trasladado al cuartel más próximo, a escasos diez minutos.

En ese momento, no tenía claras las consecuencias de sus actos y solo contabilizaba una muerte, la de la madre de sus hijos. No preguntó por el estado de las demás víctimas de su matanza. Tampoco por quiénes estaban al cuidado de sus hijos.

Perfil: un hombre conflictivo, con delitos menores

José Luis Abet Lafuente es conocido en su entorno como «El Moro». Desde su segunda separación —de la primera tiene un hijo mayor— vivía con su madre en la casa familiar de Ames, donde el autor del triple crimen de Valga llegó a regentar un negocio de congelados. La cosa no fue bien y cerró pronto. Repitió experiencia en Caldas de Reis con la misma suerte y últimamente se dedicaba a revestimientos exteriores e interiores de todas clases y en todo tipo de obras, por lo que su nombre era conocido en los almacenes de la zona, donde se nutría de material.

De complexión delgada y un carácter complicado, quienes lo conocen explican que era conflictivo y autoritario. Además, y según pudo saber ABC, en su historial figuran varios antecedentes por delitos menores. Algunos por robos de combustible o de chatarra y también algún robo en domicilios. Su fama, reconoce el entorno consultado, no era buena, ni por sus actos, ni por sus reacciones.