Manuel Valls, en un acto en Barcelona - CARLES CAMPUZANO

El independentismo aprovecha el Premio Nadal para recordar a los secesionistas presos

El exprimer ministro galo, Manuel Valls, dice sentir «tristeza, rabia y vergüenza» en la entrega de unos premios literarios en Barcelona

Actualizado:

«Tristeza, rabia y vergüenza». Estos fueron los sentimientos que invadieron al candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls durante la entrega de unos tradicionales premios literarios que tuvo lugar ayer en la capital catalana. No en vano, el acto cultural fue aprovechado por el independentismo para enarbolar la bandera de los dirigentes secesionistas presos, que protagonizaron gestos y discursos de varios asistentes y premiados.

Entre quienes recordaron a los dirigentes presos destacó el ganador del Premio Josep Pla de prosa en catalán, Marc Artigau, quien dijo que le producía «tristeza y rabia» vivir en un país donde, a su parecer, «hay presos políticos» y donde «el gobierno legítimo de la Generalitat está exiliado».

[Siga leyendo esta noticia aquí]