Hablan los estudiantes tras los altercados en la Universidad Autónoma de Barcelona

Ni siempre es un campus tan alterado, ni siempre, afirman los organizadores, un remanso de paz...

Actualizado:

Ni siempre es un campus tan alterado, ni siempre, afirman los organizadores, un remanso de paz universitario. "El día a día es complicado, pero sí que es verdad que asimilas que es normal", afirma Josep Lago, presidente del colectivo «S'ha acabat». "Intento pasar de risas y de escupitajos, incluso", añade María Domingo, estudiante de la misma plataforma. "Es un día a día duro, complicado, de asfixia, pero bueno, al fin y al cabo, lo normalizas y lo llevas", remata Lago con un poso de resignación, aunque no todos los alumnos lo ven así. "Nunca he visto un acto de violencia, física ni verbal, nunca". Evidente, es un foro muy... activo. "Se ha politizado mucho tanto a favor como en contra". "Como todo, orientado hacia una ideología". "No vayas de antifascismo y después prohíbes hablar a otra gente". "Se tiene que respetar todo y que cada uno se focalice en lo que quiera". Situación que se ha ido enconando con el procés, pero que viene de antiguo, como relata Júlia, representante del movimiento estudiantil. "«S'ha acabat» es una herencia de los jóvenes de Sociedad Civil Catalana, con los que tuvimos muchos altercados hace unos años, y los jóvenes estudiantes muestran su repudio". No defienden lo ocurrido este jueves, pero"vienes aquí y yo creo que sí que es un acto de provocación", dice una alumna. "Yo creo que sí, que vinieron con intención de eso", añade otro. Aunque «S'ha acabat» no piensa echarse atrás. "Llevamos aquí muchos años luchando contra esta gente, luchando pero pacíficamente, no como ellos, que a través de la violencia lo que intentan es atemorizarnos. Que sepan que no lo van a lograr", indica María Domingo. De momento, tras el recurso de este colectivo, la Junta Electoral Provincial ha ordenado a la Universidad que borre las pintadas independentistas para preservar la neutralidad durante el período electoral.