La otra mirada desde la sala

Una estrategia peligrosa

Los abogados se esfuerzan en demoler la credibilidad de los testigos ante la impotencia para rebatir los hechos que incriminan a los líderes independentistas

Pedro García Cuartango
Actualizado:

El tiempo ha refrescado en Madrid en la tarde del martes. Son las ocho y los abogados y los periodistas abandonan el Palacio de las Salesas. Jordi Pina, abogado de Turull y de Rull, camina por delante de mí en la acera que bordea la plaza de Villa de París. Va acompañado de cuatro o cinco colegas.

En el momento que me dispongo a adelantar al grupo, Pina afirma: «Hay que intentar que cometan contradicciones y que se les vea politizados». Anoto la frase en un papel que llevo en la billetera. Y le doy vueltas durante un buen rato a este comentario que me parece el perfecto resumen de la estrategia de las defensas en este juicio

Pedro García CuartangoPedro García CuartangoArticulista de OpiniónPedro García Cuartango