El espectro del forajido

Puigdemont sabe cómo explotar las debilidades de sus enemigos, que no son PP ni PSOE, ni Ciudadanos ni Vox, sino los que le discuten la hegemonía en el independentismo

Salvador Sostres
BarcelonaActualizado:

Esquerra y el PDECat piensan que Puigdemont es un idiota y querrían poder pactar con Pedro Sánchez los presupuestos y su regreso a la mesa de los mayores. Pero no se atreven a discutirle al fugado absolutamente nada porque temen que sus bases hiperventiladas les llamen traidores y cobardes. Que en el fondo es lo que son, porque de un lado mandaron a la turba a partirse la cara sabiendo que la habían engañado, y que nada tenían preparado, y del otro no se atreven a reconocer que no existe la república, ni la independencia a la vuelta de la esquina, ni nada que no sea volver al autonomismo de siempre, como hizo

Salvador SostresSalvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres