Oriol Junqueras en el Congreso de los Diputados
Oriol Junqueras en el Congreso de los Diputados - Ignacio Gil

España se queja del informe de la ONU a favor de los presos

El Gobierno denuncia la relación entre dos firmantes del texto y la causa independentista

Madrid - BarcelonaActualizado:

Según el Grupo de Trabajo de Detención Arbitraria, que depende del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart fueron detenidos sin motivo. Esa es una de las conclusiones de uno de sus últimos estudios, que ha provocado que España eleve quejas por dos vías distintas ante la ONU pidiendo explicaciones ante un texto que en el Gobierno consideran partidista.

Así lo confirmó la ministra portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de ayer, donde aseguró que España ya se ha puesto en contacto con la ONU, a través del embajador en Ginebra, Cristóbal González-Aller, para que revise la opinión de ese grupo de trabajo que se alineó con los postulados de la causa secesionista. Como expuso Celaá, el texto incluye «errores y distorsiones» que culminan en la petición de libertad para tres de los cabecillas del «procés».

Dichos «errores» no son casuales, al menos para el Gobierno. «Este grupo de trabajo está compuesto por cinco expertos y varios han tenido relación con un letrado de los políticos independentistas, Ben Emmerson», que es el abogado de Carles Puigdemont y los políticos encarcelados ante la ONU. Como detalló la ministra portavoz en funciones, España ha detectado que al menos dos de los miembros de este grupo de trabajo mantuvieron «estrechas relaciones» con Emmerson. Se trata del mexicano José Guevara y el surcoreano Seong-Phil Hong que, según Celaá, han ejercido como relatores junto al abogado.

La segunda queja formal la remitió directamente el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, que escribió una carta a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, con el objetivo de que los errores del informe se subsanen con la mayor brevedad posible.

Torra pide indemnización

Desde la Generalitat, sin embargo, el informe del grupo de trabajo de la ONU se celebra como si se tratase de una victoria completa sobre el Estado. De hecho, y con objeto de darle el máximo realce posible, el Gobierno catalán celebró ayer un consejo ejecutivo extraordinario tras el cual se informó de que se ha remitido una petición formal a la Fiscalía General del Estado reclamando la libertad inmediata de lo que consideran «presos políticos»

Del mismo modo, el presidente Quim Torra remitió una carta al jefe del Ejecutivo Pedro Sánchez con la misma petición, reclamando también el derecho de los procesados a ser indemnizados. Desde la Generalitat se lamenta que «en lugar de asumir responsabilidades» respecto al «informe» de la ONU el Gobierno de España se dedique a desacreditar a sus autores.