De la escuela al teatro gracias a los musicales

Una actuación de fin de curso que se fue de la manos o una historia de esas que bien podría...

Actualizado:

Una actuación de fin de curso que se fue de la manos o una historia de esas que bien podría convertirse en un musical propio.Eran padres que buscaban alternativas de ocio para sus hijos y en poco tiempo han pasado de un pequeño local de ensayo a que los productores teatrales se hayan fijado en ellos para representar el Mago de Oz.El teatro es una gran familia, pero ellos además lo son. Madres padres y alumnos trabajan juntos para hacer posible este espectáculo. Desde el vestuario, la coreografía, peluquería y maquillaje y la producción corre a cuenta de todos ellos.Incluso alumnos de una escuela de arte realizan parte del escenario, todos de manera altruista. Un trabajo duro, que por eso de la confianza, no siempre es fácil.Se estrenará este 6 de diciembre en el Teatro Reina Victoria de Madrid y hasta el 30 la magia recorrerá el escenario.