Los drones vigilan a los furtivos

Los percebeiros de la cofradía de Cangas llevan años intentando una recolección sostenible del...

Actualizado:

Los percebeiros de la cofradía de Cangas llevan años intentando una recolección sostenible del percebe. Ello incluye respetar determinados periodos y zonas para que el molusco se desarrolle adecuadamente y alcance su tamaño óptimo en las épocas en que es más codiciado, especialmente en Navidad. Para ello es importante evitar la acción de los furtivos, que no tienen en cuenta esas cuestiones y que, en otro orden de cosas, ejercen esa actividad sin la correspondiente licencia y los impuestos que conlleva. En la cofradía de Cangas han decidido hacerles frente con un vigilante que otea desde las alturas. Las cámaras de los drones les permiten obtener imágenes en tiempo real y pruebas irrefutables de la rapiña furtiva que van a parar a manos de las autoridades. Pero además los percebeiros se ahorran mucho trabajo de esas tareas de vigilancia, así como desagradables enfrentamientos con los furtivos, en ocasines conocidos y vecinos de sus localidades. Los drones están beneficiando ya a más de 60 profesionales.