Vídeo: Detenido en Guipúzcoa un joven que hacía propaganda yihadista / Imagen de archivo de la Guardia Civil deteniendo a un yihadista - Efe / EP

Detienen a un marroquí en Guipúzcoa por radicalizarse y difundir propaganda de Daesh

El joven, de 24 años y nacido en Alhucemas, tenía varios perfiles abiertos en redes sociales para divulgar la Yihad

BilbaoActualizado:

La Guardia Civil ha detenido en el municipio guipuzcoano de Andoáin a un marroquí de 24 años que mantenía contactos con las estructuras propagandísticas de Daesh. El joven no solo difundía contenidos de la yihad a través de la Red, sino que también trataba de desplazarse a zonas de conflicto para unirse como combatiente de los terroristas.

En cualquier caso, hasta la fecha el arrestado había desarrollado su actividad en internet, especialmente en redes sociales como Facebook y Youtube, donde visualizaba y difundía material de los yihadistas. Según ha informado el Ministerio de Interior, dicho sujeto manteía contactos de alto nivel con el aparato de difusión de propaganda de Daesh, lo cual le permitía acceder a abundante material audiovisual procedente de Siria e Irak.

Desde primera hora de la mañana, efectivos de la Guardia Civil han retirado diverso material incautado del domicilio del joven, ubicado en el número 4 de la calle Karrika de Andoáin. Por el momento, han precisado a EP fuentes de la investigación, no se prevén más detenciones.

Radicalizado

El joven, procedente de Alhucemas, se encontraba en un proceso muy avanzado de radicalización. De hecho, llegó a planificar su desplazamiento hasta zonas de conflicto con el fin de unirse a Daesh, al tiempo que realizaba tareas de captación de combatientes.

Interior recuerda que el uso de la propaganda a través de internet y de plataformas para dispositivos móviles por parte de los diferentes grupos terroristas, «constituye hoy por hoy una de sus principales fortalezas tanto para la difusión de su ideario radical como para la captación de nuevos adeptos y para publicitar sus acciones», como acredita la cantidad de productoras mediáticas que Al Qaeda o Daesh han desarrollado ganar público.