ABC

Así despiden a la UME en el pueblo malagueño tras las riadas

Entre aplausos y agradecimientos la Unidad Militar de Emergencias abandonó Campillos después de intensos días de trabajo tras las fuertes lluvias

Actualizado:

Desesperación, barro y agua ha sido la constante estos días en algunos municipios de Málaga después de las fuertes riadas que vivió la provincia el fin de semana. Una de las localidades más afectada por las incesantes lluvias fue Campillos, donde se sufrió la muerte de un bombero que trabajaba en la zona y que fue arrastrado por la corriente de las inundaciones.

En torno a un centenar de personas tuvieron que ser realojadas en casas de familiares por las fuertes lluvias. Por ello, el alcalde de Campillos, Francisco Guerrero, tuvo que pedir la urgente interveción de la Unidad Militar de Emergencias (UME). La UME, despues de duros días de limpieza y rastreo, abandonó ayer el pueblo con una bonita sospresa. Los vecinos de Campillos salieron a la calle para aplaudirles y agradecerles el esfuerzo que han realizado desde las riadas.

Los militares no dudaron en grabar la cálida despedida del pueblo. «Esto no está pagado», aseguró uno de ellos, notablemente emocionado mientras su vehículo abandonaba el municipio. El equipo de emergencias, tras este regalo, también decidió enviarles un mensaje.

«Nos replegamos de Campillos con el orgullo de haber estado a vuestro lado en estos malos momentos», escribieron en el Twitter oficial de la UME, «de haber compartido esfuerzos con el resto de servicios de emergencias y con este regalo que nos ha llegado al corazón. Un millón de gracia».