Cuantiosos destrozos y un herido en una explosión de cohetes en Cantillana, Sevilla

Coches de los que solo queda el esqueleto, restos de las lunas, faros, chapa, y hasta el paragolpes...

Actualizado:

Coches de los que solo queda el esqueleto, restos de las lunas, faros, chapa, y hasta el paragolpes expandidos por el suelo, "la que se puede liar aquí cualquier día con los puñeteros fuegos", nos cuenta una de las vecinas. Y no solo eso, el maletero abierto, con todo calcinado, los escaparates hechos añicos, y dentro de las viviendas temblaba todo. Es el resultado de la brutal explosión que se vivió en esta calle de Cantillana, en Sevilla, afortunadamente vacía, justo antes de que la Virgen de La Pastora saliese a procesionar, "una chispa fue la que prendió fuego a los cohetes y ahí es donde se ha producido ese incidente, que ha sido el propio cohetero que lleva más de 30 años de experiencia trabajando en este tema", apunta Ángeles García, alcaldesa de Cantillana. Cuatro vehículos afectados, casi una quincena de viviendas y cuantiosos destrozos, que ahora podrán subsanarse gracias a que el seguro de la pirotecnia se hará cargo.