Pablo Casado, frente a la sede del PP - Matías Nieto Koenig

Casado: «El “no te preocupes” de Sánchez a Junqueras es el indulto»

El líder del PP cree que Meritxell Batet «no ha podido empezar peor» y llama a la movilización y la unidad de la derecha el domingo

MadridActualizado:

A primera hora de la mañana un «runner» interrumpe su carrera matinal por la calle Génova para saludar y dar las gracias a Pablo Casado, que sale de la sede del Partido Popular dispuesto a posar para el fotógrafo de ABC. El presidente del PP atiende a este periódico después de llevar a sus hijos al colegio y antes de coger un avión a Canarias. Entre la entrevista —a primera hora en su despacho de la planta séptima— y la sesión de fotos -frente a la fachada del edificio, «tuneada» con las fotos de los candidatos-, charla en el ascensor con su secretario general, Teodoro García Egea, que aprovecha para saludarle entre bromas. Hay química entre las dos personas que mandan en un partido que aspira a dar la vuelta al batacazo del 28-A. Casado sabe que sus enemigos son la fragmentación y la desmovilización y concibe la triple cita electoral de pasado mañana como una oportunidad: la de constituir unos ayuntamientos y unas comunidades autónomas como «contrapeso» a Pedro Sánchez.

Después del mal resultado en las generales, ¿qué mensajes están enviando al electorado?

Tres mensajes. Lo que se elige es la política de cercanía, la gestión eficaz de tu alcalde, de tu concejal, o de tu comunidad autónoma en los temas más sensibles: educación, sanidad, y también impuestos. En segundo lugar, también se decide un contrapeso: después del 28 de abril, si Sánchez logra formar Gobierno, los ayuntamientos y las comunidades son los que tienen que servir de alternativa. Y en tercer lugar, una enseñanza del 28 de abril: si vamos divididos a las urnas, los que queremos ser contrapeso a Sánchez volveremos a perder las elecciones. Según todas las encuestas el PP es la única alternativa a Sánchez.

Siga leyendo esta entrevista aquí.