La burguesía catalana

No tienen derecho a llamarse burguesía porque han renunciado a su misión, a su función, al imprescindible carácter que hay que tener para asegurar el destino más allá del provecho concreto y cortoplacista

Salvador Sostres
BarcelonaActualizado:

Foment le pidió el viernes a Quim Torra una declaración asegurando que no volvería a quebrar la legalidad para que puedan regresar a Cataluña las empresas que por culpa de la inseguridad jurídica que el proceso independentista ha creado se fueron marchando entre el referendo ilegal y la declaración de independencia, más ilegal todavía. Por su parte, sectores de lo que genéricamente conocemos por «burguesía catalana» están presionando a Colau para que acepte ser alcaldesa con los votos del PSC y de Manuel Valls.

La llamada burguesía catalana ha perdido en los últimos años todas las batallas que ha librado, la mayoría de ellas por incomparecencia. Sus miembros no se han comportado como un auténtica burguesía, con su deber de

Salvador SostresSalvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres