Registro de la central del Banco Chino en el Paseo de Recoletos
Registro de la central del Banco Chino en el Paseo de Recoletos - JAIME GARCÍA

La Audiencia de Madrid corrige a la jueza y libera a los responsables del banco ICBC

La Sala antepone el derecho de las defensas a acceder a los documentos al secreto del sumario

MadridActualizado:

La Audiencia de Madrid ha ordenado la inmediata puesta en libertad de Liu Wei, director general del banco chino ICBC y de Liu Gang, su antecesor en ese puesto, que permanecían en prisión desde el pasado 19 de febrero acusados de blanqueo de capitales en la operación Sombra. La Sección 15 acaba de dictar sendos autos en los que corrige a la instructora y hace prevalecer el derecho de las defensas al acceso a la documentación para presentar sus recursos sobre el secreto del sumario que afecta a la causa. La resolución abre una vía para que otros abogados opten a la libertad de sus clientes de forma inmediata, si se les ha prohibido el conocimiento por escrito de las actuaciones.

«La falta de entrega al recurrente o su defensa de los documentos obrantes en la causa necesarios para impugnar la privación de libertad incumple las disposiciones legales citadas -se refiere al artículo 505.3 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal- y le genera una indefensión al impedirle articular su impugnación con una información suficiente y mermar su poteción eficacia». Este es el principal argumento esgrimido por el Tribunal aunque no el único.

Indicios

La jueza instructora, la titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Parla, decretó el ingreso en prisión de los detenidos en la operación Sombra el pasado febrero por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, contra la Hacienda Pública y falsedad documental tras una investigación de la UCO de la Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción. El gigante bancario ha estado enviando miles de euros de clientes chinos sin comprobar la procedencia del dinero ni alertar al servicio de prevención de blanqueo, funcionando casi como una «remesadora» en lugar de como una entidad bancaria.

El 2 de marzo, la magistrada ratificó su decisión tras el recurso de las defensas que ahora ha revocado la Audiencia Provincial. La Fiscalía Anticorrupción alegó en el caso de Liu Wei que existían indicios y sospecha de su participación en delitos de blanqueo desde su puesto como director del ICBC. Apeló además al riesgo de fuga, dada su falta de arraigo, a las dificultades para una eventual extradición inexistente y a la «posibilidad de que se produzcan presiones o amenazas en el empleo de personas que trabajan en el banco».

Ninguno de estos argumentos han sido tenidos en cuenta por la Sala. «El recurrente tiene domicilio conocido desde hace cuatro años en nuestro país, esposa e hija escolarizada, así como trabajo estable lo que acredita mediante la correspondiente certificación de la entidad financiera para la que trabaja», señaló su abogado. «A la Sala no le queda duda», recoge el auto que tampoco aprecia ningún riesgo de destrucción de pruebas puesto que existe una «exhaustiva investigación policial previa» y hubo una incautación de toda la documentación.

Los argumentos esgrimidos con respecto al otro encausado, Liu Gang, actual director general del ICBC en Luxemburgo, que fue detenido en un hotel de Madrid dos días después del registro, son similares, si bien se añade su «disposición anímica». El Tribunal considera que no concuerda con el riesgo de fuga su viaje a España desde Luxemburgo sabiendo que la operación estaba en marcha aunque ignorara que también se dirigía contra él, como sostuvo la Fiscalía.

Wei y Gang tendrán que presentarse en el Juzgado dos veces al mes y se les retira el pasaporte. Solo queda una mujer en prisión por esta causa, cuyo secreto prorrogó la instructora la pasada semana.