Vídeo: Las palabras de Iglesias - ÁNGEL DE ANTONIO

El PNV acusa a Iglesias de insultar a los gudaris con su mención a la Cruz de Borgoña

El líder de Podemos dijo que «las dos instituciones tradicionales a prueba de crisis son la Monarquía y el PNV, bien unidos por la Cruz de Borgoña»

BilbaoActualizado:

El PNV ha considerado este viernes que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, incurrió ayer en un «doble insulto, a la inteligencia y a los gudaris», al decir que el PNV y la Monarquía están unidos por utilizar la Cruz de Borgoña.

En su intervención en el debate de investidura, Iglesias dijo que «las dos instituciones tradicionales a prueba de crisis son la Monarquía y el PNV, bien unidos por la Cruz de Borgoña» y añadió que el portavoz de los nacionalistas vascos, Aitor Esteban, se sonreía porque «sabe lo que significó la Cruz de Borgoña para los viejos gudaris vizcaínos», mientras que Albert Rivera lo tendría que buscar en Google.

El PNV ha puntualizado hoy que la Cruz de Borgoña, una variante de la Cruz de San Andrés, siempre es roja y con nudos en sus dos troncos cruzados en aspa, un símbolo utilizado en el País Vasco por los carlistas, que combatieron en el bando franquista contra los «gudaris» nacionalistas y la República.

En cambio, el PNV utiliza una Cruz de San Andrés de color verde, a veces con nudos, porque «la batalla de Arrigorriaga, símbolo de la independencia vasca para Sabino Arana, sucede en un día de San Andrés. Por eso aparece el aspa verde en la ikurriña», ha explicado Aitor Esteban en las redes sociales.

«El nacionalismo vasco -prosigue Esteban- la adapta pasándolo al color verde (asociado a las hojas del roble de Gernika). Esto es, las lealtades no se tienen con una dinastía o la monarquía sino sólo con el pueblo, con el árbol. Para el nacionalismo vasco, la cruz de San Andrés es símbolo de independencia, no otra cosa».

El portavoz del Grupo Vasco finaliza comentando que «en lo que sí tenía razón Pablo era en la excelente salud del PNV». «En el último partido jugado les ganamos 28 a 11», dice en referencia al número de parlamentarios de cada formación conseguidos en las elecciones vascas del pasado 25 de septiembre.