Espadas, Sánchez y Díaz, en el Pabellón de la Navegación - Juan Flores

Elecciones Municipales Sevilla 2019Pedro Sánchez pide en Sevilla un «voto coherente» para «frenar del todo a las tres derechas»

Espadas reclama «sin pudor el voto de los socialistas y de los que no lo son para seguir avanzando»

Elecciones municipales en Sevilla 2019: Todo lo que tienes que saber

SevillaActualizado:

El presidente del Gobierno de España en funciones, el socialista Pedro Sánchez, ha arropado este miércoles en Sevilla al candidato de su partido a la reelección como alcalde, Juan Espadas, al que ha dado el último empujón de cara a los comicios del domingo apelando al temor a «un avance de la ultraderecha, a la que ya se paró en las elecciones generales pero que sigue amenazando». Eso sí, el vencedor de las pasadas elecciones generales ha centrado prácticamente todo su intervención en asuntos de índole nacional, sin apenas referencias al candidato de su partido o a cuestiones locales o regionales.

En un acto celebrado en el Pabellón de Navegación de la Cartuja y de dimensiones más reducidas que en otros tiempos -donde es más sencillo maquillar que no ha asistido una multitud como la que acostumbraba a seguir al PSOE en la capital andaluza-, en el que han estado presentes los principales dirigentes de este partido en la ciudad, la provincia y la comunidad liderados por la expresidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz, Sánchez ha destacado que «este país es capaz de frenar a la ultraderecha en particular y a las tres derechas en general, como se ha demostrado el 28 de abril», si bien ha alarmado de que «no hay que confiarse ahora sino ir a votar de nuevo para mantener los mismos derechos y libertades y seguir frenando a esas tres derechas». «El avance no será tan rotundo si no contamos con gobiernos municipales también socialistas», ha remarcado.

Ante un auditorio de unas escasas ochocientas personas -lo que ha generado cierto malestar entre los sanchistas por la sensación de pinchazo en una plaza como Sevilla-, el líder socialista nacional ha recordado «lo que ha representado la figura de Alfredo Pérez Rubalcaba» para exponer «la importancia del Partido Socialista como organización que más años ha gobernado porque tiene mucho que ver con los deseos y las necesidades de la gente». «El proyecto político del socialismo desde los 80, desde Felipe González, ha estado basado en los derechos y en la consolidación de los mismos para los ciudadanos, que actualmente unos y otros están poniendo en peligro, como los logrados en los 90 con José Luis Rodríguez Zapatero y vinculados con las libertades, que ahora también la ultraderecha pone en peligro».

«Como secretario general del PSOE -ha indicado en clave nacional-, ante el desafío del independentismo de Cataluña, donde la población es amante de la integración y no de la exclusión, también Pérez Rubalcaba defendió el estatuto. Y ahora es la ultraderecha la que pone cordones sanitarios al PSOE, que fue uno de los propulsores de la Constitución. Y esta es patrimonio de todos los españoles, no sólo de unos cuantos que quieren hacer ver que es suya». Para Sánchez, «el lema de la campaña sintetiza muy bien lo que es el socialismo, avanzar, mirar al futuro desterrando el pasado lleno de corrupción y de recortes en el estado del bienestar».

«Pido al PP y a Ciudadanos que entiendan el mensaje de la gente del 28 de abril y que permitan un gobierno centrado en las necesidades del país. Y si no lo entienden, que se echen a un lado pero que dejen gobernar a quien ha ganado», ha añadido apelando claramente a que los dos partidos citados permitan su investidura como presidente. Así, ha citado múltiples iniciativas «que se van a aprobar en esta legislatura después de mucho tiempo de bloqueo del PP y de Ciudadanos».

El estado del bienestar «está en juego»

Al aludir a Espadas, aunque de manera bastante breve, el secretario general socialista ha mencionado «lo mucho que ha hecho Juan como alcalde, sobre todo para los jóvenes y para la vivienda de protección oficial, donde Sevilla va a tener un aliado en el Gobierno central». «Todo va a ser posible, pero debemos contar con ayuntamientos que apoyen ese cambio tan rotundo. Por eso hay que votar futuro y votar de manera coherente, para lograr un avance y que, como pasa en esta extraordinaria ciudad, no se olvide a la gente, a los barrios, a los más desfavorecidos». «El domingo nos jugamos el futuro del estado del bienestar, de la convivencia, del empleo. Y eso es lo que hay que decidir», ha enfatizado Sánchez, quien ha señalado que será «un honor volver a Sevilla con Espadas como alcalde».

El candidato a la reelección como alcalde, Espadas, ha recordado, por su lado, que la actual es su tercera campaña electoral y que en esta ocasión tiene «una corazonada, incluso ya el convencimiento de un triunfo grande, amplio, sólido del Partido Socialista». «Vamos a hacer posible que esta ciudad no se pare, que coja velocidad de verdad y cree empleo después del trabajo serio y riguroso de los años anteriores -ha expuesto-. Sevilla sabe que en estos cuatro años anteriores se ha empezado a andar construyendo una mayoría social y proyectos después de un mandato parado y con una población frustrada por la expectación que generó el PP para nada». Ha sacado pecho incluso el hasta ahora alcalde indicando que «ha sido la referencia de la gestión de las ciudades y la ciudad más grande que ha gobernado el PSOE en esta etapa».

Pérez, Sánchez, Díaz y Gómez de Celis
Pérez, Sánchez, Díaz y Gómez de Celis - Juan Flores

Ha ensalzado Espadas a la «gente sencilla y de aquí que ha trabajado duro» en su candidatura, que «recogió una ciudad hecha pedazos y con alarma social en muchos de sus barrios. No había por dónde cogerla y le hemos dado la vuelta como un calcetín, poniendo a Sevilla en el mapa creyendo en nosotros mismos. Y lo han vuelto a hacer los socialistas, no la derecha, los que han puesto proa al futuro». Al hilo de ello, ha mencionado Espadas, por ejemplo, que su equipo «ha parado los desahucios, ha entregado más de 800 pisos vacíos y ha sentado las bases para volver a construir viviendas sociales, que son las que necesita la gente», además de «haber invertido más de 150 millones de euros en inversiones en barrios, siendo útil a los ciudadanos».

Espadas ha señalado que «Sevilla va a ser capaz de crear más empleo y generar ilusión entre su gente, construyendo proyectos y generando confianza». Al referirse a esos planes, el candidato socialista ha reclamado «flexibilizar las administraciones y sobre todo los trámites y la financiación municipal para que, al fin, se logre lo que tantos pueblos y ciudades reclaman, la capacidad de financiar proyectos con fondos propios». El hasta ahora regidor ha pedido «el voto incluso de los que no habían votado al PSOE, porque muchos que ni siquiera son socialistas nos paran por la calle diciendo que nos van a votar porque se está haciendo un buen trabajo». «Que no sólo los socialistas me voten como alcalde, que confíen en nuestro proyecto, lo pido claramente, porque no hemos gobernado desde el sectarismo ni las etiquetas sino para todos, siendo justos. Por eso pedimos esa confianza sin ningún pudor a todos. De corazón y con corazón», ha subrayado Espadas.

Susana Díaz alerta

Con un tono encendido y subrayando básicamente como único argumento el miedo a la derecha (ha recordado «la dictadura y las personas que siguen enterradas en las cunetas»), Susana Díaz ha pedido, por su parte, «rematar la faena y no relajarse» después de la «lección que dio España el 28 de abril escogiendo a un gran presidente que no divide sino que une a un país como es Pedro Sánchez, un magnífico dirigente». En este sentido, ha alertado de la posibilidad de «que sumen las tres derechas, como en el pacto vergonzante que hoy existe en la comunidad autónoma. A nivel nacional se paró a la extrema derecha, pero cuarenta años después volvemos a tener la obligación de ir nosotros si no queremos que ellos vuelvan».

«No queremos más gobiernos como el que ahora tenemos en Andalucía, que está secuestrada y es rehén de la extrema derecha, que no cree en Andalucía y hace listas negras y que ahora quiere meter su mente sucia en las aulas, en las de nuestros niños», ha expuesto Díaz a los simpatizantes y militantes socialistas, incidiendo una y otra vez en «el peligro de la extrema derecha, de los fascistas que invaden Europa y que no respetan todo lo que el socialismo ha conseguido para la gente».