Iglesias regala a Revilla un disco de rap para su hija - EFE

Revilla: «Los ojos de Pablo Iglesias dicen la verdad»

El líder de Podemos hace parada en Cantabria y regala al presidente un disco de rap para su hija

«No voy a pedir el voto para nadie», asegura un Revilla que se deshace en elogios a Iglesias

SantanderActualizado:

Amanecía Pablo Iglesias este martes en Madrid tras valorar en los platós de televisión el cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez y volaba hasta Santander, donde lo esperaba la caravana electoral de Podemos. Y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

Iglesias había solicitado al líder del PRC un encuentro aprovechando su paso por Santander, y éste lo ha recibido a las puertas del Palacio de la Presidencia de Cantabria. El candidato de Podemos le ha regalado el disco «78», del cantante de rap Tote King, para que se lo haga llegar a su hija, aficionada a este estilo de música.

Los dos han mantenido una conversación privada de alrededor de una hora y después han comparecido juntos ante los medios. Revilla ha comenzado asegurando que, a sus 72 años, «no había visto un espectáculo como este» en su vida, en alusión a la afluencia de medios y ciudadanos que se acercaban a las puertas para saludar a Iglesias: «Esto es inaudito, desborda».

Revilla, que comparte gobierno con el PSOE en Cantabria, ha asegurado que sus socios no le han dicho nada «ni se atreverán» a decírselo por hacerse una foto con el líder de Podemos a cinco días de las elecciones: «Yo soy libre», ha señalado. Revilla ha insistido en que no pide el voto para Podemos ni para nadie y que, pese a que se ha deshecho en elogios a Iglesias, está dispuesto a recibir «por cortesía a todo el que lo pida». « El único que me ha llamado para decirme que sería un honor venir a visitarme ha sido Pablo».

Revilla no ha escatimado halagos a su visitante: «Nos conocemos de hace mucho tiempo, cuando éramos clientes de las televisiones. Éramos unos adelantados, ahora otros hasta bailan en las teles y nosotros éramos gente normal. Eso crea una afinidad», ha indicado. «Creo mucho en los ojos de la gente, enseguida me doy cuenta de si alguien es creíble. Los ojos de Pablo dicen la verdad, habla de cosas que siente y se emociona con ellas. Me parece que es una muy buena persona», ha insistido el presidente de Cantabria.

A juicio de Revilla, el 15-M necesitaba un líder y «ese líder es Pablo». «Va a tener un gran resultado, pero si no gana, que lea mi biografía y no se desanime porque es una figura importante», ha indicado.

Iglesias, por su parte, ha asegurado que «decir Miguel Ángel Revilla es decir Cantabria» y ha dicho que ha aprendido mucho del presidente incluso antes de que existiera Podemos —«me di cuenta de que se le entendía mejor que a mí»—. El líder de Podemos ha devuelto el cumplido a Revilla, de quien también ha dicho que es una persona «que se emociona» y un «hombre bueno, y eso en política no siempre ha sido frecuente». «Alguien como él, sin pedir el voto y teniendo esa independencia, puede decir cosas como las que ha dicho de mí», ha añadido.

Los dos dirigentes se han marchado después a compartir «café y sobao», en palabras de Revilla, en una cafetería frente al Palacio de la Presidencia. Pero el desayuno apenas ha durado unos minutos: los ciudadanos se han agolpado a las puertas del bar buscando una foto o un apretón de manos del líder de Podemos, que se ha marchado al aeropuerto para asistir en Madrid al funeral de los dos policías muertos en Kabul.