Juanma Moreno este martes en el Comité Ejecutivo Autonómico
Juanma Moreno este martes en el Comité Ejecutivo Autonómico - Efe/José Manuel Vidal
Elecciones andaluzas 2018

El Partido Popular negociará el pacto a partir del lunes con Ciudadanos y con Vox

Juanma Moreno refuerza su liderazgo interno y asegura tener la obligación moral de liderar el cambio en Andalucía

SevillaActualizado:

Hay tiempo de sobra hasta el 27 de diciembre cuando se constituya el Parlamento de Andalucía. Este es el mensaje que traslada el PP andaluz, que está eufórico y seguro de conseguir la Presidencia de la Junta de Andalucía, unas campanas al vuelo que no comparten todos los dirigentes populares andaluces pero que Juanma Moreno proclama a los cuatro vientos.

Este martes celebró el Comité Ejecutivo Regional más dulce de cuantos ha presidido desde que llegó a Andalucía. Todo eran parabienes, fotografías y reconocimientos, con alabanzas en los corrillos posteriores a su discurso, lo que era inédito hasta la fecha. Pero el PP andaluz está completamente enchufado y ya está preparando el pacto que los llevará hasta San Telmo.

De hecho, Juanma Moreno empezará a negociar este pacto con Ciudadanos a partir del próximo lunes, cuando se empezarán a sentar con la formación naranja (una vez celebrados los órganos de dirección de Ciudadanos) y designarán a los diferentes equipos negociadores, en unas conversaciones que también tendrán su réplica en Madrid porque Pablo Casado y Albert Rivera tutelarán un proceso tan importante para ambas formaciones políticas.

En el PP, por el momento, todo son cautelas porque saben que la negociación será difícil pero parten de una postura clara: Juanma Moreno tendrá que ser el presidente de la Junta. Por una pura cuestión de aritmética y de número de votos.

Experiencia

Juanma Moreno también introducía este martes en sus palabras otro factor nada casual. «En el PP estamos preparados, sabemos gestionar porque tenemos experiencia y aportamos coraje, equilibrio y cabeza». ¿Un mensaje a la inexperiencia de Gobierno de sus próximos compañeros de viaje? «Llevamos 40 años de servicio al Estatuto y a España y no vamos a ceder el lugar que nos corresponde por historia», aseguraba ante los aplausos de los cuadros populares de todas las familias que ayer estaban presentes.

Una vez que se haya iniciado la negociación con Ciudadanos, el PP también hablará con Vox, formación con la que también habrá una doble vía, andaluza y madrileña, si Santiago Abascal, presidente de Vox, no decide otra cosa.

Una incógnita es si este partido pedirá entrar en el Gobierno andaluz o no, lo que puede ser un escollo de cara a Ciudadanos, a quien no le conviene esta alianza por sus expectativas en Cataluña. Una opción es que Vox se abstenga o vote a favor en la investidura pero permanezca al margen del Gobierno andaluz, una estrategia similar a la que siguió Ciudadanos en 2015 y que tan buenos resultados electorales les ha dado.

Precisamente este miércoles se reúne el órgano de dirección de Vox en Madrid para decidir qué política de pactos seguirán en el futuro.

La hoja de ruta

El líder del PP andaluz convocó a su Comité Ejecutivo Autonómico no sólo porque es lo habitual tras las elecciones autonómicas sino también para lanzar su hoja de ruta y sus primeros mensajes mirando ya a San Telmo. «Se acabó el enchufismo en la Junta de Andalucía. A partir de enero, se acabaron los contratos con el carné del PSOE en la boca porque vamos a tener en cuenta el mérito y la capacidad y vamos a poner la Sanidad y la Educación en manos de los profesionales» dijo enmedio de grandes aplausos de todos los asistentes. También aprovechó para garantizar sus promesas electorales, «nuestros compromisos con los andaluces están intactos», y reiteró que su primera medida como presidente andaluz será la eliminación del impuesto de sucesiones.

Fue muy curiosa su referencia al 4 de diciembre de 1977, sobre todo después de que Susana Díaz, quien se ha envuelto en la bandera de Andalucía, se haya limitado a poner un tuit al respecto al igual que Teresa Rodríguez quien se ha presentado como «una fuerza andalucista» en estas elecciones.

Moreno equiparó lo sucedido hace 41 años con el resultado electoral. «Hoy es 4D; cuarenta y un años después, cientos de miles de andaluces han pedido el cambio y lo van a conseguir. Si hace 40 años estábamos en el clamor de la calle, hoy estamos ante el clamor de las urnas que han pedido cambio en Andalucía».

La reunión de la dirección regional del PP fue, sobre todo, la de la reconciliación de las diferentes facciones que, hasta ahora, parecían irreconciliables y, ciertamente lo eran hasta que el resultado electoral los ha unido mirando a San Telmo. Moreno tuvo palabras de reconocimiento para Teófila Martínez, para Juan Ignacio Zoido (a quien nombró hasta dos veces) y hasta para Arenas, quien se emocionó al tomar la palabra y expresar su contento y satisfacción.