Imagen tomada con un dron del proyecto Costaver
Imagen tomada con un dron del proyecto Costaver - ABC
Tecnología andaluza

Sando certifica una innovación tecnológica para estudiar con drones espacios naturales

La empresa malagueña aplica sensores térmicos, multiespectrales y láser escáner para analziar el terreno y predecir la erosión

SevillaActualizado:

El grupo empresarial malagueño Sando ha certificado como innovación tecnológica el proyecto Costaver a través de la EQA (European Quality Assurance), según ha informado en un comunicado-

La investigación consiste en un sistema de toma de datos cartográficos con drones (vehículo aéreo no tripulado - UAV) para controlar y analizar espacios naturales.

Mediante este sistema innovador Sando puede estimar la erosión costera que se produce, por ejemplo, en zonas arenosas de playa y que tiene implicaciones directas sobre el sector turístico, medioambiente, la ordenación del territorio o la definición del

El estudio emplea la tecnología UAV para obtener datos cartográficos de diferentes escenarios naturales. Durante la investigación se han evaluado distintos sistemas en los drones, embarcando sensores térmicos, multiespectrales y láser escáner tipo LiDAR para evaluar la precisión de modelos digitales de superficie del terreno, derivados de la toma de datos a través de la fotogrametría, informa la compañía.

Impacto en infraestructuras

A través del uso de esta tecnología se puede detectar cómo afecta el comportamiento de las costas a infraestructuras marítimas como puertos, diques, paseos marítimos, muros de contención, tuberías o conducciones subterráneas teniendo en cuenta la erosión de las costas. También el estado de las edificaciones que están cercanas a la costa, que deben cumplir la distancia legal exigida y cualquier otro aspecto que se relacione con el medio ambiente.

Sando ha desarrollado el estudio Costaver durante los ejercicios 2017 y 2018 junto con la empresa tecnológica Nadir, especializada en geomática, cartografía y topografía.

El proyecto propone reducir los tiempos en las acciones de inspección y análisis de grandes áreas, aportando además un registro detallado de la evolución de las diferentes zonas, con lo que se genera una herramienta para la toma de decisiones basada en la experiencia previa.