Valeriano Torres, director Territorial Sur de Asisa
Valeriano Torres, director Territorial Sur de Asisa - ABC
ECONOMÍA

Director de Asisa en Andalucía: «Cada paciente de la sanidad privada ahorra al SAS 1.203 euros al año»

Valeriano Torres, responsable Territorial Sur de la firma, recuerda que las compañías de seguros reclaman desde hace años que vuelva la desgravación fiscal que se retiró a esas pólizas en 1998

SevillaActualizado:

El mercado de pólizas de salud creciendo en Andalucía, donde en 2018 facturó un total de 1.147 millones de euros, con el ahorro consiguiente para la sanidad pública. Valeriano Torres, director Territorial Sur de la compañía Asisa, segunda en el ránking del sector en Andalucía, subraya que cada paciente de la sanidad privada ahorra al SAS 1.203 euros al año si no consume recursos sanitarios públicos.

¿Cómo se ha comportado el mercado andaluz en los últimos años?

El mercado del seguro de salud en Andalucía tiene una gran fortaleza y en los últimos años ha registrado un crecimiento superior a la media nacional. En 2018, las primas del seguro de salud en Andalucía crecieron un 7,19% y superaron los 1.146 millones de euros (incluye las primas de salud por inmdenizaciones). En el caso de Asisa, consolidó la segunda posición en el ranking de las aseguradoras de salud en Andalucía con un volumen de primas de más de 285 millones de euros, un 7% más que en 2017.

El crecimiento de Asisa se basa en una cartera de productos amplia, flexible y capaz de adecuarse a las necesidades particulares de cada cliente; en el refuerzo y ampliación de la red comercial y de su actividad; y en la amplitud y calidad de su cuadro médico, liderado por el Grupo HLA, que dispone de 6 hospitales propios en la comunidad y una decena de centros médicos que ofrecen acceso a los medios de diagnóstico y tratamiento más vanguardistas.

¿Hay en Andalucía margen de crecimiento en los próximos años o la desaceleración estancará el sector?

El seguro de salud es el ramo que mejor se comportó durante la crisis económica y registró crecimiento en todos los ejercicios. Esto se debe fundamentalmente a la confianza que tienen los asegurados en este producto, que es la principal puerta de acceso a un sistema sanitario privado de gran calidad, cada vez más amplio, con bajos tiempos de espera y que cuenta con la tecnología y los tratamientos más avanzados. Y todo ello con un precio muy ajustado. En el caso de Andalucía, la perspectiva es positiva y el sector tiene margen para seguir creciendo los próximos años, incluso si el ritmo de crecimiento de la economía se ralentiza. A ello contribuye el esfuerzo de las aseguradoras para desarrollar productos flexibles y adaptados a cada cliente y el desarrollo de una red asistencial cada vez más amplia y moderna.

¿Cuál es el crecimiento previsto de pólizas y facturación de Asisa para 2019 en Andalucía?

Asisa tiene margen para seguir creciendo y liderando el seguro de salud en varias provincias. Nuestro objetivo es seguir creciendo en sintonía con la media del mercado. Para ello, estamos haciendo un gran esfuerzo en el desarrollo de nuestra red comercial, con la apertura de nuevas agencias, y de nuestra red asistencial propia. En este sentido, acabamos de abrir un nuevo centro médico propio en Granada y hemos incorporado varias clínicas y centros a la red de la compañía en Cádiz, Almería o Málaga. En los próximos meses seguiremos ampliando esta red asistencial propia, que es una de las señas de identidad de Asisa y un elemento esencial para garantizar la calidad de las prestaciones que reciben nuestros asegurados.

¿Qué opina de la nula desgravación fiscal que tienen las pólizas de seguro?

Desde hace años, el sector reclama la desgravación fiscal para la contratación de seguros de salud. La Fundación para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (Idis) ha presentado al Gobierno una propuesta en este sentido varias veces en los últimos años, centrada en la deducción para las familias con ingresos de menos de 30.000 euros que contraten un seguro de salud. Este tipo de medidas dinamizarían el mercado, favoreciendo la contratación de seguros por parte de las familias, lo que generaría un incremento de la recaudación fiscal y, además, ayudaría a la sostenibilidad del sistema sanitario público, reduciendo los costes asistenciales y las listas de espera.

¿Qué ahorro suponepara la sanidad pública cada persona con póliza privada de salud?

El Idis calcula que el ahorro producido por un paciente que usa exclusivamente el sistema privado es aproximadamente de 1.203 euros al año (no incluye el gasto farmacéutico ni el gasto destinado a mutualidades), al no consumir ningún recurso de la sanidad pública. En el caso de un paciente que realiza un uso mixto de la sanidad, utilizando por tanto el sistema público y el privado, ahorra a la sanidad pública un total de 533 euros al año. El mejor ejemplo de que las ventajas fiscales ayudan a la dinamización del sector está en los seguros colectivos, que mantienen la desgravación fiscal y que no han dejado de crecer en los últimos años.

Los centros hospitalarios reclaman deudas a las compañías de seguros.

Al margen de que pueda existir alguna reclamación puntual, por regla general la relación entre los grupos hospitalarios y las compañías aseguradoras es fluida y se basa en la cooperación entre dos actores que se necesitan mutuamente para desarrollar su actividad. En este sentido, el sector hospitalario está afrontando un proceso de transformación y concentración que está dando lugar a la creación de un número reducido de grupos con gran capacidad de inversión, lo que permite adoptar con más rapidez la tecnología más avanzada. Esto supone sin duda una oportunidad para las aseguradoras de salud, que podemos incorporar nuevos servicios y prestaciones en nuestras pólizas para ofrecer una atención más amplia a nuestros asegurados.

En este escenario, Asisa es la única aseguradora de salud que cuenta con un grupo hospitalario propio, el Grupo HLA. Esto otorga a nuestra compañía una ventaja competitiva: por un lado, podemos establecer sinergias entre la aseguradora y el grupo hospitalario para incorporar con rapidez nuevas coberturas asistenciales. Por otro, podemos garantizar la calidad de las prestaciones sin ningún intermediario, lo que redunda en beneficio de nuestros asegurados.