Jesús Ballester y Rafael Doménech
Jesús Ballester y Rafael Doménech - JESÚS ESPÍNOLA
Informe

Andalucía creará 230.00 empleos y el paro bajará al 25% en el próximo bienio

BBVA Research alerta del impacto negativo en la economía de la incertidumbre política

SEVILLAActualizado:

BBVA Research contempla un escenario de crecimiento económico estable y un descenso significativo del paro en Andalucía en los dos próximos años, aunque condicionado a cómo se resuelvan los factores internos y externos «que están generando un alto grado de incertidumbre» en el contexto general. Así lo indicó ayer en Sevilla el economista jefe de Economías Desarrolladas de este servicio de estudios, Rafael Doménech, en la presentación del informe sobre la situación de la comunidad autónoma correspondiente al primer semestre de 2016, un acto en que estuvo acompañado por el nuevo responsable de la Territorial Sur del banco, José Ballester.

BBVA Research prevé que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía se estabilice en alrededor del 2,8% en el próximo bienio, lo que permitiría crear cerca de 230.000 puestos de trabajo entre 2016 y 2017. Con ello se enlazarían cuatro años consecutivos de expansión económica, «que permitirán recuperar a finales de 2017 un 70% de los puestos de trabajo destruidos durante la crisis», pronostica el informe.

Sin embargo, se apunta que este ritmo de crecimiento de empleo «es aún insuficiente para volver a los niveles de 2007» y, por ello, la tasa de paro todavía se mantendrá a finales del bienio en el 25%, «un nivel inaceptablemente elevado en términos sociales», subrayó Doménech.

Esta previsión sobre la evolución del mercado de trabajo andaluz supone reducir casi diez puntos la tasa de paro regional desde 2014, y acortar el diferencial con respecto a la tasa media de España a menos de siete puntos, frente a los más de diez que separan a Andalucía del promedio nacional desde hace años.

Por otro lado, el economista afirmó que «el mundo no está en recesión, pese a las sospechas por el pobre comportamiento de los mercados financieros en los últimos meses», abundando en un mensaje positivo que trasladó a la economía andaluza y a un comienzo de 2016 «con buenas señales» que pueden situar el crecimiento regional en el primer trimestre en el 0,7%.

«Pese a que se ha producido cierta contención, las perspectivas siguen en el terreno positivo y continúan siendo sólidas» para la comunidad autónoma, recalcó Rafael Doménech. La recuperación del consumo interno,el motor del turismo y los «vientos de cola» —como el bajo precio del petróleo, que podría aportar más de un punto al crecimiento económico regional en 2016—, están favoreciendo esta buena racha económica en la región.

Déficit andaluz

Por otro lado, el informe señala que la Junta de Andalucía cerró noviembre con un déficit del 1,3% del PIB regional, más de cuatro décimas por debajo del que se registró en el mismo periodo del año pasado, «una desviación insignificante teniendo en cuenta la situación de desempleo», dijo. Según los cálculos de BBVA Research, la comunidad «no debería tener excesivos problemas para cerrar el año cumpliendo sus compromisos de estabilidad, si bien habrá de mantener un férreo control sobre el gasto público». Antes de hacer público el estudio, los responsables de la entidad se lo presentaron a la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero.

Pese a estas buenas perspectivas, el informe de BBVA Research advierte de que «Andalucía presenta un grado de incertidumbre particularmente elevado, con una acumulación de riesgos atípica, que podría ralentizar o incluso detener la recuperación». De mantenerse en el tiempo, advierte, «la inseguridad se trasladaría al conjunto de la actividad económica».

En el ámbito interno, se está notando ya un impacto negativo de «la incertidumbre política» y las dudas sobre la orientación económica. «Cada mes que se prolongue en el tiempo esta situación tendremos una décima menos de crecimiento», estimó Rafael Doménech. Añadió que la estabilidad política en Andalucía «puede dar algo de ventaja, pero la dependencia del marco nacional es demasiado elevada».

Efecto Abengoa

Y si en el terreno internacional «la principal fuente de preocupación es la evolución de China», en el terreno regional, la situación de Abengoa, la primera empresa andaluza por facturación y empleos, también es un «elemento de incertidumbre que afecta negativamente y perjudica la expectativa de crecimiento económico» de la comunidad autónoma, manifestó el experto de BBVA Research.