Cinco claves sobre la venta de una vivienda con terraza

Dedicando un poco de esfuerzo a la terraza conseguirá que la propiedad en venta incremente su valor alrededor de un 20%

Actualizado:

Con el buen tiempo, aumentan las ganas de pasar ratos agradables al aire libre. Dentro de casa, solo es posible si se cuenta con un espacio exterior, ya sea un pequeño balcón o un gran jardín. Las terrazas de los pisos urbanos son un oasis en medio de la ciudad. Se tata de un elemento que hay que aprovechar como argumento de venta llegado el momento. Desde pisos.com te damos algunos apuntes para que saques a tu terraza todo el partido posible y logres aumentar el precio de tu propiedad:

1 Olvídate del cerramiento – Cerrar la terraza para darle sus metros cuadrados a las habitaciones interiores fue una reforma de lo más habitual hace unos años. Muchos propietarios veían que no disfrutaban de este espacio lo suficiente y refirieron sumar su superficie a un salón o a un dormitorio. Actualmente, una terraza abierta es una válvula de escape. Un trozo de vida exterior que podemos aprovechar para cenar en las noches de verano o leer durante el día mientras tomamos el sol sin perder privacidad.

2 Impermeabilización obligatoria – Al estar abiertas al exterior, las terrazas se exponen a fenómenos climatológicos adversos, como la lluvia y la nieve. Cuando tengas visitas de posibles compradores, es indispensable que les comentes que el suelo de la terraza está perfectamente aislado y no se producirán humedades en el piso de abajo. Se trata de una obra no demasiado costosa con la que te aseguras no causar problemas a terceros, gracias a la aplicación de tela asfáltica y a la correcta ubicación del desagüe.

3 Espacio de continuidad – Para que la terraza forme parte de la casa y no sea considerada un anexo abandonado, es indispensable que logremos una transición fluida entre el interior y el exterior. Una opción es abrir los marcos de las ventanas hasta el suelo y colocar unas puertas correderas de cristal. También es importante que el suelo, aunque no sea del mismo material, al menos sí del mismo tono, y que el estilo decorativo vaya en consonancia en ambos ambientes.

4 Decoración emocional – La terraza debe llegar al corazón del comprador. Hay que conseguir que, al verla, le entre un deseo irremediable de pasar los próximos años de su vida en esa casa. Ayúdate de muebles livianos, pero elegantes. Usa textiles ligeros y poco estridentes, en colores neutros. No descuides la iluminación, que sea suave e indirecta, y opta por farolillos con velas aromáticas. Tampoco permitas que haya plantas en mal estado. Riégalas para que aporten ese toque vegetal tan fresco.

5 Revalorización atractiva – Puede que no lo creas, pero dedicarle un poco de esfuerzo a la terraza conseguirá que la propiedad en venta incremente su valor alrededor de un 20%. No solo lograrás obtener un mayor beneficio por tu casa, sino que, además, cerrarás la operación mucho más rápido, dado que los pisos con terraza o balcón son los más buscados y los que primero se venden. Si ya hablamos de una última planta o un ático, el éxito está asegurado.