Desde Acotex reconocen la dificultad de cambiar la mentalidad del consumidor acostumbrado a grandes descuentos
Desde Acotex reconocen la dificultad de cambiar la mentalidad del consumidor acostumbrado a grandes descuentos - GUILLERMO NAVARRO

Último día de RebajasEl textil se encomienda a las rebajas que terminan hoy, para compensar «una mala temporada»

Desde Acotex, su presidente Eduardo Zamácula, prevé que julio cierre con un incremento de ventas del 3,5% y que agosto sea también positivo, «aunque será difícil recuperar toda la caída de los primeros meses de 2018»

MadrdActualizado:

Este viernes finalizan oficialmente las rebajas, que comenzaron el pasado 1 de julio, y que se adelantaron unos días de la mano de grandes grupos de marcas de moda como Sfera (El Corte Inglés), H&M, Women` Secret, Bimba y Lola o Zara (Grupo Inditex) con el objetivo de compensar las consecuencias de una climatología desfavorable ejemplarizada y de una facturación con una caída acumulada hasta junio del 4,1% aunque ya registró incrementos en el sexto mes del año (+1,5%) respecto al año anterior.

En este sentido, desde Acotex (Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel), su presidente Eduardo Zamácula ha apuntado que julio podría arrojar un incremento de las ventas de en torno al 3,5% respecto al mismo tiempo de 2017. Lo que confía que se repita en agosto. Sin embargo, Zamácula ha apuntado que «han sido unas rebajas estupendas, pero por lo que no se ha vendido antes» y, como ejemplo, ha añadido que en su empresa Neck and Neck van a cerrar un buen mes.

Por todo lo anterior, desde Acotex, han realizado una valoración global negativa y calificado lo que llevamos de 2018 de «una temporada mala», especialmente por el impacto sobre la facturación de la primera mitad del año de una climatología adversa y por las tradicionales fechas de rebajas, que «no tienen ningún sentido».

A juicio de Zamácula, «las rebajas son para quitar stock» por lo que deben tener lugar a final de la temporada y, ha reconocido, lo complicado que es cambiar la mente del consumidor acostumbrado a grandes descuentos en enero. «No tienen sentido las rebajas en invierno cuando hace falta ese producto, deberían venderse ante», ha explicado e insta a adecuar la oferta a la demanda proponiendo que las rebajas sean alrededor del 15 de marzo y el 15 de octubre.

En su opinión, la estrategia de descuentos «hiperagresivos» puesta en marcha por algunas marcas desde la liberalización de las rebajas en 2012, será un «desastre» para el sector. «Si queremos tener ubicaciones de primer orden, un personal profesional y tener un producto de calidad a un precio razonable, no se puede exigir que nos vendan siempre con un 50% de descuento», ha añadido también máximo responsable de la enseña de tiendas «Neck & Neck».

Al hilo de lo anterior, el máximo representante de Acotex, se ha mostrado «optimista» y esperanzado en que se cierre el año con cifras muy similares a las de 2017: «En septiembre tendremos un producto más otoñal y cálido por lo que se espera una subida en las ventas con respecto al año anterior, aunque será difícil recuperar toda la caída de los primeros meses de 2018», ha apuntado.