ABC

«Tutellus» lleva su revolución blockchain en la educación a Asia

Miguel Caballero, CEO de esta startup, termina una gira por los países asiáticos (China, Singapur, Hong-Kong) junto a la Fundación NEM, en el que ha presentado esta plataforma colaborativa de aprendizaje

ABC
MadridActualizado:

Han pasado más de seis meses desde que Tutellus, decidiera revolucionar la educación tradicional con la ayuda de blockchain. A diferencia del actual arquetipo educativo, la propuesta innovadora de Tutellus consiste en pagar o becar a los alumnos que quieren aprender en esta plataforma colaborativa de aprendizaje.

Durante todo este tiempo, Miguel Caballero, CEO de Tutellus ha recorrido las principales plazas de negocios del mundo explicando su proyecto. En su primer roadshow, que comenzó el pasado mes de enero, pasó por Madrid, y viajó a Miami, San Francisco, Londres y Amsterdam. Estos días ha terminado su gira por los países asiáticos (China, Singapur, Hong-Kong), donde ha estado acompañado por miembros de la Fundación NEM, una entidad dedicada a promover el uso de su tecnología blockchain a escala internacional en todas las industrias e instituciones. Tutellus, que ha integrado como asesor a Erik Van Himbergen, uno de los fundadores de la Fundación NEM, utilizará la blockchain de ésta para transformar la manera en que estudiantes y profesores han venido relacionándose con la educación hasta ahora.

Durante todos estos meses, Caballero no ha parado de establecer acuerdos y alianzas con todas las personas, empresas o instituciones que a lo largo del camino han querido sumarse a la causa de un sistema educativo en sintonía con las necesidades de una sociedad que demanda saberes urgentes, para afrontar con éxito los continuos cambios producidos por la innovación tecnológica.

Además de con NEM, Tutellus también se ha asociado con Crytonomos. De hecho, los tokens de Tutellus están disponibles en el mercado de esta plataforma. El CEO de Cryptonomos, Oleg Poskotin, ha calificado el proyecto de Tutellus de «innovador, porque se trata de transformar la forma en que las personas se relacionan con su educación». El acuerdo se ha producido durante la celebración del pasado Consensus en Nueva York y contó con la presencia de Albert Castellana, miembro del Consejo de la Fundación NEM, quien se refirió a Tutellus como uno de los jugadores más fuertes del mercado de la educación digital.

Unos meses antes, esta plataforma de aprendizaje colaborativo, que cuenta con más de un millón de suscriptores en todo el mundo, también realizó un acuerdo con Indorse, una red profesional centrada en la economía de las habilidades. La alianza con Indorse pretende mejorar el proceso de acreditaciones profesionales a través de blockchain. Así, el acuerdo permitirá a los usuarios de Tutellus validar los niveles de formación en cualquier materia, incluso para los conocimientos adquiridos fuera de la plataforma. La acreditación de la veracidad de los currículos supone una herramienta fundamental para los potenciales empleadores.

El interés despertado por este proyecto pionero en reinventar la educación con tokens y en ejecutar el viaje de la economía a la tokeneconomía, ha hecho que Tutellus cuente con una potente red de embajadores por todo el mundo. Estas personas, comprometidas con el ideario y los valores de la plataforma, se dedican a expandir y a evangelizar acerca de propuesta educativa con tokens de Tutellus.

Los tokens de Tutellus se llaman TUT y cualquier alumno puede ganarlos en función de las actividades que realice en esta plataforma de aprendizaje. Los tokens de Tutellus almacenan la relevancia del alumno en las materias de estudio y, al finalizar el curso, el estudiante puede hacer líquidos los tokens que ha ido adquiriendo a lo largo de sus estudios o mantenerlos e invertirlos en relevancia. Si los hace efectivos, la relevancia le bajará a la mitad.

Los usuarios que apuesten por su relevancia serán los primeros candidatos a que empresas y terceras entidades paguen por ellos y puedan ser contratados. Esto significa que en Tutellus existen dos tipos de usuario: los que quieren ganar dinero en el corto plazo, cambiando la mitad de sus tokens STUT (relevancia) por TUT, pero perdiendo la mitad de su relevancia, o los que prefieren mantener su relevancia para destacar y llegar a ser contratados.

Profesores

En la nueva Tutellus, el profesor también sale ganando. Los docentes, además de cobrar al instante, pueden beneficiarse de una parte de los ingresos generados por las empresas que contraten a personas que se hayan formado en la plataforma. De esta manera, Tutellus se ha convertido en la primera plataforma colaborativa del mundo capaz de pagar a sus profesores al instante, mediante la ejecución de un contrato inteligente

La originalidad del modelo de negocio de Tutellus consiste en que, como Caballero ha apuntado «para que el proyecto sea sostenible y todas las partes ganen (alumnos, profesores, empresas y la propia plataforma) es necesario tener un modelo de entrada de tokens (ingresos) que compense las salidas. En este sentido, la plataforma recibe tokens de las empresas que quieren contratar empleados y acceder a servicios relacionados, de los profesores que quieren promocionar sus cursos entre la comunidad y de los alumnos que prefieren pagar en tokens, en vez de en dinero fiat». Para inclinar la balanza a favor de la economía interna (tokens), sobre la externa (dinero fiat), los cursos en tokens son un 10% más baratos que en dinero convencional.

Más allá de compartir una economía (interna) y un modelo empresarial, Tutellus es una propuesta de valores, considerando que es lo que realmente implica a la gente. Así, habiendo nacido como plataforma colaborativa, su eje vertebral consiste en un reparto más justo de los beneficios, donde empresas, profesores y, sobre todo, alumnos, salen ganando.