Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas
Aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas - EP

Los trabajadores que surten combustible en Barajas comienzan los paros parciales

Los paros parciales serán de dos horas por turno los jueves y los sábados de cada semana ante la falta de avance en la negociación del convenio colectivo de la empresa

Actualizado:

La mayoría de los trabajadores de Spanish Intoplane Services (SIS), controlada por Cepsa, ha decidido secundar la huelga de combustible en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Bajaras, que comenzará este jueves y que afectará a aerolíneas como Iberia, British Airways, Vueling y Ryanair. En el marco de la votación celebrada el pasado martes, los trabajadores de la compañía se han mostrado en contra de aceptar la subida salarial del 1,3% propuesta por la empresa, y a favor de mantener los paros parciales de forma indefinida, ha señalado el sindicato USO.

El Ministerio de Industria ha fijado unos servicios mínimos que abarcan el 100% de los vuelos a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, el 50% de los trayectos de más de 500 kilómetros o de una duración superior a las cinco horas de vuelo, y el 25% de trayectos de menos de 500 kilómetros o de una duración inferior a las 5 horas, según USO.

Los paros, a los que también se sumó UGT, comenzarán este jueves entre las 3:00 y las 5:00h de la madrugada.

Según avanzaron los sindicatos la pasada semana, los paros parciales serán de dos horas por turno los jueves y los sábados de cada semana ante la falta de avance en la negociación del convenio colectivo de la empresa.

Entre las peticiones de los sindicatos en la negociación del nuevo convenio está una subida salarial del 2,5%, establecer un límite de 220 turnos anuales y el pago por nocturnidad desde las 22.00 hasta las 6.00 horas.

Reclamar compensaciones

Ante esta situación, Facua-Consumidores en Acción aconseja a todos los usuarios que se vean afectados por la huelga de combustible que tienen derecho a reclamar compensaciones, la devolución del importe del billete o un vuelo alternativo en caso de que el suyo sea cancelado. Facua incide en que miles de pasajeros podrían verse afectados por la huelga, perdiendo la totalidad o parte de sus días de vacaciones, estancias en hoteles o vuelos de conexión, entre otros. Así, recuerda a los usuarios afectados que el Reglamento Europeo 261/2004 establece una serie de compensaciones en caso de cancelación de los vuelos. El artículo 7 de la normativa recoge que «los pasajeros recibirán una compensación por valor de 250 euros para vuelos de hasta 1.500 kilómetros, 400 euros para los intracomunitarios de más de 1.500 kilómetros y para todos los demás entre 1.500 y 3.500, y 600 euros para el resto de vuelos».

La asociación incide en la sentencia que publicó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en abril de 2018, donde alegaba que una huelga de trabajadores no se considera dentro del concepto «circunstancias extraordinarias», por lo que las aerolíneas no pueden negarse a pagar las indemnizaciones que se le exijan. En este caso en concreto, además, el conflicto laboral entre SIS y su plantilla de trabajadores lleva produciéndose durante algún tiempo, por lo que las compañías no pueden argumentar que la huelga ha sido sobrevenida.

Facua advierte de que las aerolíneas están obligadas a prestar asistencia a los afectados por cambios o cancelaciones en el caso de que la necesiten. De este modo, deberán proporcionarles comida y bebida suficientes para el tiempo que sea necesario esperar un vuelo y el alojamiento gratuito en un hotel cuando sea necesario pernoctar una o varias noches, además de reintegrar el coste del transporte de vuelta desde el hotel hasta el aeropuerto.

Consulta cómo llegar a Barajas en transporte público con tiempo para evitar sustos al coger tu vuelo.