También ha ayudado el recorte del volumen total del crédito prestado por las entidades financieras
También ha ayudado el recorte del volumen total del crédito prestado por las entidades financieras - MAYA BALANYA

La tasa de morosidad bancaria cae en julio a niveles de principios de 2011 y queda reducida al 6,35%

Desde el Banco de España atribuyen la caída de este índice, que mide los créditos impagados sobre el volumen total de los concedidos, a un recorte de casi 1.300 millones de euros

EFE
MadridActualizado:

Las entidades financieras que operan en España han registrado el pasado mes de julio una tasa de morosidad del 6,35%, ligeramente por debajo del 6,39% de junio. Lo que representa con lo que el indicador se sitúa en su nivel más bajo desde marzo de 2011, según los datos provisionales publicados este viernes por el Banco de España.

En esta ocasión, la mejora del índice, que mide los créditos impagados en relación con el volumen total concedido, se ha explicado en gran parte por el recorte de casi 1.300 millones registrado por los créditos impagados, que bajaron a 77.333 millones de euros a finales de julio desde los 78.611 millones del mes anterior.

Y también ha ayudado el recorte del volumen total del crédito que bancos, cajas y cooperativas habían prestado a sus clientes a cierre de julio, ya que se situó en 1,2178 billones de euros, frente a los 1,2297 billones del mes anterior. En comparación con julio de 2017, la mejora de la mora se ha notado mucho más, ya que entonces se situaba en el 8,47 %, lo que significa que en doce meses se ha reducido en 2,12 puntos porcentuales.

A pesar de que el indicador aún es elevado, está muy lejos del máximo histórico del 13,61 % de diciembre de 2013, debido a que el crédito nuevo concedido aún es muy inferior a las amortizaciones, por lo que el cómputo general sigue bajando, pese a lo cual la mora ha subido en ocasiones puntuales desde entonces, coincidiendo con cambios de carácter técnico en la forma de contabilizarla.

Establecimientos financieros de crédito

La morosidad de bancos, cajas y cooperativas -que el Banco de España presenta con datos agregados y separados de la correspondiente a los establecimientos financieros de crédito (EFC)- también ha caído en julio hasta el 6,37% desde el 6,41% anterior, con lo que sigue en su nivel más bajo desde el 6,32 % registrado en abril de 2011, y 2,19 puntos porcentuales menos que un año antes.

A cierre de junio, el volumen crediticio total de las tres entidades había bajado a 1,1627 billones de euros desde los 1,1740 billones de junio, igual que los dudosos, que sumaban 74.012 millones, frente a los 75.258 millones de junio.

Por su parte, los EFC ha repetido en julio la morosidad del 5,62% que contabilizaron el mes anterior, nivel mínimo desde octubre de 2008 y 0,23 puntos porcentuales menos que un año antes, cuando se situó en el 5,85%.

El volumen de créditos ha concedido a cierre de julio por estas entidades, que financian sobre todo grandes bienes de consumo, como muebles, electrodomésticos, ordenadores o teléfonos móviles, bajó en 546 millones de euros, hasta 47.316 millones. Esta pequeña caída, junto con la aún más leve que registraron los créditos dudosos, que se situaron en 2.661 millones, explica que el indicador apenas se moviera en julio.