JESÚS ESPINOLA

Sociedad de Tasación advierte: «El próximo 'shock' inmobiliario puede centrarse en las grandes ciudades»

La tasadora destaca que las grandes urbes están teniendo comportamientos similares en materia de vivienda

MadridActualizado:

El repunte de los precios de la vivienda ha resucitado los fantasmas del boom inmobiliario. Viejos temores que expertos y analistas han tratado de espantar arguyendo que el mercado actual dista en varios aspectos del que eclosionó hace justo ahora una década. Sociedad de Tasación, sin embargo, ha advertido de que estas diferencias no garantizan que no vaya a haber otra crisis. Únicamente reflejan que esta será distinta.

«No se puede hablar de burbuja. Pero quizás sí de ampolla», ha señalado el presidente de la tasadora, Juan Fernández-Aceytuno, en la presentación del último informe de tendencias de Sociedad de Tasación. Y es que los precios siguen tensionándose en las grandes ciudades del mundo. Urbes como Madrid, Barcelona o Bilbao, pero también Pekín, París, Roma o Londres. La homogeneización de estos mercados, además, permitirá propagar más rápidamente una hipotética crisis inmobiliaria. «El próximo shock no será nacional», señala el presidente de Sociedad de Tasación.

¿Está Madrid al nivel de Londres o Nueva York? Es cierto que, en términos absolutos, el precio del metro cuadrado en las ciudades españolas se encuentra lejos del que registran las grandes capitales mundiales. Pero no ocurre lo mismo si se añade a esta ecuación el salario medio de cada urbe. Es decir, si se calcula cuantos años tardan de media los habitantes de estas ciudades en pagar sus casas. En este particular ránking, Barcelona (13,6 años), Bilbao (12,7) y Madrid (12,1) se encuentran entre las quince primeras posiciones del mundo.

Se trata de una prueba más de que el mercado inmobiliario español viaja a dos velocidades. Desde la tasadora señalan que, teniendo en cuenta en mercado marcroeconómico, el precio debería estar repuntando en España un 4,6%. Actualmente sube a un ritmo medio del 4,7%, lo que descarta el calentamiento del mercado. Pero la realidad cambia radicalmente si se analizan los porcentajes de Madrid y Barcelona, que registran incrementos del 6,7% y del 8,9%, respectivamente.

«Lo que deberíamos pensar no es cuánto nos queda para el máximo, sino cuánto nos queda para un punto de equilibrio, un punto medio. El resto de las capitales sí tienen recorrido para llegar a un precio medio», ha explicado el presidente de Sociedad de Tasación a los medios de comunicación. Lo cierto es que en los últimos trimestres el incremento de precios en las grandes ciudades ha comenzado a extenderse por otras localizaciones.

Para aliviar esta tensión, Sociedad de Tasación ve «positivo» un estancamiento de la rentabilidad del alquiler como la registrada en Barcelona (-5%) y Baleares (-8,3%) en el segundo trimestre del año. La tasadora considera que el mercado del alquiler está íntimamente relacionado con el de compraventa. Pero es probable que hasta que no se alivie la escasez de oferta el precio de la vivienda no regrese a niveles «razonables». Y la amenaza de una «ampolla» siga sobrevolando las grandes ciudades.