España exporta medicamentos por valor de más de 10.000 millones de euros
España exporta medicamentos por valor de más de 10.000 millones de euros - BERNARDO RODRÍGUEZ

El sector sanitario hace las maletas

Estas industrias, prioritarias en la estrategia de internacionalización de España, apuestan por ampliar horizontes

MADRIDActualizado:

La industria de la salud goza de una gran vitalidad en España. Una actividad a la vanguardia europea que dibuja una imagen de marca robusta y sólida y con gran potencial exportador. Un sector estratégico, ligado a la I+D y que produce y presta servicios de alto valor añadido. Muchas ramas ya han roto fronteras. Las exportaciones de medicamentos, por ejemplo, rondan los 10.000 millones de euros al año. Y las ventas al exterior del mercado de tecnología sanitaria sumaron 2.448 millones en 2016. La posición inversora en 2015, último dato disponible, sumó 3.400 millones, concentrados sobre todo en la producción farmaceútica. La brecha está abierta, pero aún queda terreno por conquistar. Precisamente, presentar y poner en valor las posibilidades y fortalezas del sector sanitario ante el personal diplomático extranjero fue el objetivo de una jornada organizada recientemente por CEOE, en colaboración con el ICEX. ¿Y cuáles son esos puntos fuertes del sector en España, aquellos que podrían desempeñar un papel clave en la modernización del sistema de salud de otros países? «Sus fortalezas se derivan de uno de los sectores sanitarios más avanzados del mundo, que han hecho posible que la población de nuestro país sea, con 83 años, la segunda más longeva entre todos los países de la OCDE (Health at a glance/Indicators 2017), sólo por detrás de Japón», destaca Carlos González Bosch, presidente de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE.

«Contamos con una red hospitalaria pública y privada de las más avanzadas mundo, así como con una tupida malla de farmacias, que es única entre los países desarrollados. Todo ello se sustenta en una industria farmacéutica de las más importantes de Europa (4/5 posición) y del mundo (6/7 posición) con plataformas logísticas de distribución farmacéutica y una industria de tecnología sanitaria punteras. Podemos presumir de estar presentes en cada uno de los eslabones de la cadena de valor del sector de salud», explica González Bosch, también presidente de Cofares.

El director de Infraestructuras, Sanidad y TIC de ICEX España Exportaciones e Inversiones, Jorge Alvar, subrayó durante el encuentro que España es «una referencia a nivel mundial en el sector salud, gracias a la potencia farmaceútica o la eficacia del sector privado». La apuesta por la innovación es otro de los valores de estas industrias. «Tanto el sector farmacéutico como el de las tecnologías sanitarias son de alto valor añadido. Invierten mucho en I+D, generan puestos de trabajo muy cualificados y exportan productos de tecnología media-alta y alta. Sólo el sector farmacéutico es responsable de más del 20% del gasto de I+D industrial privado», recuerda González Bosch. La seguridad jurídica y la regulación de los sectores sanitarios en nuestro país también «son otras ventajas inherentes que ofrecen nuestros productos y servicios, y que facilitan su acceso a terceros mercados», asegura. Alicia Wildpret, vicepresidenta del GIRP (patronal europea de la distribución farmaceútica) destacó que el modelo español es líder en el mundo «por su gran capacidad de facilitar el acceso al medicamento a los pacientes en los lugares más remotos».

«Para el sector farmacéutico Estados Unidos y Japón son dos mercados importantes»

Hace años que se trabaja para abrir de par en par esta gran ventana de oportunidad. De hecho, la salud es uno de los ejes de atención prioritarios de la Estrategia de Internacionalización de la Economía Española 2017-2019. «En el ámbito de la Administración General del Estado se constituyó hace años el Grupo de Trabajo de Internacionalización del sector, que tiene por objeto coordinar los ministerios y organismo implicados. En el ICEX la Salud recibe una atención especial a través de su División de Infraestructuras, Sanidad y TIC, que diseña acciones en colaboración con las organizaciones empresariales sectoriales», explica González Bosch.

Europa es el mercado prioritario, pero hay oportunidades más allá del Viejo Continente. «Para el sector farmacéutico EE.UU. y Japón son dos mercados importantes. Y entre los de mayor potencial de crecimiento figuran China, Rusia, Turquía e India», explica González Bosch. China, Vietnam, indonesia, Israel, Canadá o algunos países del Golfo Pérsico son mercados de interés para la tecnología sanitaria. «Y, por supuesto, los mercados del tercer mundo, que tienen necesidades diferentes como es el mero hecho de estar en contacto con el medicamento y la tecnología sanitaria, pero también tienen un interés asistencial y económico importante», asegura González Bosch.

El sector español explora nuevos horizontes... y abre sus propias fronteras porque la apuesta por el turismo sanitario es otra de las grandes bazas de futuro. «España recoge todas las condiciones para ser un país líder» en este nicho, setencia González Bosch.