Entre enero y junio, el banco obtuvo un beneficio de 3.752 millones - Reuters

Santander gana 3.752 millones en el primer semestre de este año, un 4% más

El banco ha registrado un cargo neto de 300 millones por la integración del Banco Popular

MadridActualizado:

Banco Santander ha registrado en el primer semestre un beneficio atribuido de 3.752 millones de euros, un 4% más con respecto al año anterior. Todo ello, además, pese a tener que asumir los costes de integración de Banco Popular, que ascendieron en el segundo trimestre a 300 millones.

En el segundo trimestre, las cifras, debido a los gastos en el Popular, bajaron con respecto al mismo periodo de año anterior un 3% hasta los 1.698 millones, aunque al excluir los costes no recurrentes los datos arrojan otro resultado. Concretamente, el resultado trimestral se apunta un alza del 28% y el semestral una subida del 25%. Cifras calificadas como «muy buenas» por parte de la entidad financiera. E incluso mejores de lo previsto en ciertos aspectos como la morosidad y el coste del crédito, entre otros. Así, el empuje a estos datos provino del aumento de los ingresos de clientes (+10% en euros constantes) y el buen comportamiento de ciertos mercados internacionales, unido al alza del 17% de los clientes vinculados y del 23% en el caso de los digitales.

Brasil, que ya supone el 26% del beneficio del Grupo, registró unas ganancias en el primer semestre de 1.324 millones, un 6% más; y Estados Unidos, mercado tradicionalmente con escaso peso sobre el balance, se apuntó un beneficio de 335 millones, un 37,5% más en interanual. En cambio, el negocio de otras regiones no arrojó resultados similares. Es el caso de España, donde el beneficio quedó en 500 millones, es decir, casi un 20% menos con respecto al año anterior. En este caso, las aportaciones al Fondo Único de Resolución (270 millones) y los costes del Popular (280 millones) fueron los causantes de este resultado, habiendo obtenido aun así un beneficio trimestral de 45 millones (-90%). Reino Unido, tercer mercado del Grupo, aportó 692 millones (-16%) al beneficio atribuido global con el Brexit a escasos meses de alcanzar su fase final. Desde Santander achacan este dato al entorno competitivo del país y el aumento de costes en inversiones de transformación digital y proyectos regulatorios.

La entidad financiera calificó como «muy buenas» las cifras del segundo trimestre, que, excluyendo los costes no recurrentes, crecieron un 28%

En este sentido, el beneficio ordinario atribuido aumentó en ocho de los diez mercados principales en euros constantes en el primer semestre. Brasil contribuyó con un 26% al beneficio del grupo, seguido de España (15%) y Reino Unido (14%).

Pese a ello, desde Banco Santander han alertado de que no pueden compararse periodos por los costes de Banco Popular asumidos en este trimestre. La razón: que el año pasado esta misma cantidad fue imputada en el tercer trimestre. Sin embargo, las cifras arrojan que la entidad fue capaz de mantenerse en positivo pese a este tipo de partidas, donde también se incluyen los 270 millones aportados al Fondo Único de Resolución.

Por otra parte, el margen de intereses se redujo un 0,5% en el primer semestre de 2017, hasta los 16.931 millones de euros, mientras que el margen bruto creció un 0,3%, hasta los 24.162 millones de euros.

Riesgos del proteccionismo

Asimismo, José Antonio Álvarez, consejero delegado de la entidad, señaló durante la presentación de resultados un factor común con implicaciones en todas las regiones: el proteccionismo. El frenazo al libre comercio iniciado por Donald Trump copó parte de las explicaciones del directivo, además de las fluctuaciones del tipo de cambio de las divisas, como ocurre con el real brasileño y la volatilidad que le acompaña.

Pese a los 300 millones de coste anual de la integración de Banco Popular, la entidad asegura que están siguiendo los planes anunciados en 2017. De hecho, Álvarez confirmó que a partir de noviembre comenzará la integración operativa de las oficinas y los trabajadores. Sin embargo, no precisó las cifras de despidos y cierre de oficinas a las que tendrá que hacer frente.

«En cuanto a personas, primero tenemos que hablar con los representantes de los trabajadores y, para oficinas, hay que hacer un análisis muy detallado que no está acabado, pero que estamos haciendo caso por caso para no generar disfunciones», ha asegurado el directivo. De hecho, según ha explicado, la entidad no cerrará oficinas únicamente por criterios de proximidad de sucursales, sino que tendrá en cuenta el flujo de clientes y otros elementos que determinarán cómo dar el mejor servicio.