La comunidad de propietarios es quien decide hasta que fecha se mantendrá la calefacción
La comunidad de propietarios es quien decide hasta que fecha se mantendrá la calefacción - ADOBESTOCK

Recomendaciones para realizar de forma correcta el apagado de la calefacción central

Para que estas instalaciones funcionen bien durante la próxima temporada, los expertos del servicio técnico de Remica ofrecen varias consejos

MADRIDActualizado:

A pesar de que ya estamos en primavera, la gran mayoría de los sistemas de calefacción central siguen encendidos. Para que estas instalaciones funcionen bien durante la próxima temporada, los expertos del servicio técnico de Remica ofrecen varias recomendaciones para que el apagado se realice correctamente y que los aparatos se mantegan en en condiciones óptimas.

1. Momento de apagado. La comunidad de propietarios es quien decide hasta qué fecha se mantendrá en funcionamiento la calefacción central. Por tanto, si quieren adelantar o retrasar el apagado debido a la meteorología y/o a las necesidades del edificio, bastará avisar a la empresa mantenedora.

2. La empresa mantenedora debe pulsar el interruptor. En algunas salas de calderas, especialmente en lasmás antiguas, apagar la caldera consiste en pulsar un interruptor. Esta es una de las razones por las que no es obligatorio que un técnico cualificado se encargue del apagado. No obstante, lo recomendable es que este proceso lo realice siempre la empresa encargada del mantenimiento de la instalación para garantizar que se ha realizado correctamente. Hacerlo es muy sencillo en las salas de calderas con sistema de telegestión, ya que se puede avisar a la empresa mantenedora por teléfono y esta puede cursar la petición casi de manera inmediata, sin que ningún técnico tenga que desplazarse. Conviene avisar a la empresa porque, en ocasiones, a pesar de apagar la caldera, no se interrumpen otros parámetros como horarios o temperaturas y el sistema continua en funcionamiento sin los vecinos lo noten hasta que llegue la factura energética.

3. Limpiar las calderas. Según estipula el Reglamento de Instalaciones Térmicas (RITE), cuando la instalación de calefacción central está a pleno rendimiento, las operaciones de mantenimiento deben realizarse, al menos, una vez al mes. Sin embargo, con la caldera fuera de servicio, estas labores no son necesarias, aunque sí se recomienda aprovechar este periodo para limpiar las calderas y que queden listas para la próxima temporada de temperatuas bajas.

4. No es necesario ni recomendable vaciar los circuitos de calefacción. Durante los meses en los que las calefacciones no se encienden, muchas comunidades aprovechan para realizar mejoras, como por ejemplo sustituir radiadores, instalar repartidores y válvulas termostáticas, etc., para lo cual es necesario vaciar de agua el circuito de calefacción. Aunque las calderas estén paradas, los expertos de Remica recuerdan que no es necesario ni recomendable que el circuito de calefacción permanezca vacío, salvo por causas de fuerza mayor (reparaciones, reformas…) ya que se pueden generar desajustes y/o problemas en algunas uniones con las consiguientesfugas.

5. Oportunidad para realizar mejoras. Con la instalación parada es el momento idóneo para comunicar a la empresa de mantenimiento de la sala de calderas qué incidencias se han producido durante los meses de frío. Algunas de las mejoras frecuentes que se suelen realizar en esta época son la instalación de sistemas de llenado automático, rearmes automáticos de válvulas de gas o instalación de centralitas de regulación en las salas de calderas que aún no las tienen.