Sebastián Albella, presidente de la CNMV, en Valencia
Sebastián Albella, presidente de la CNMV, en Valencia - EFE

El presidente de la CNMV destaca la ocasión de atraer a España filiales de Londres

«Como país debemos ser especialmente atractivos», ha sostenido Sebastián Albella en un acto en Valencia

ValenciaActualizado:

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha destacado la oportunidad de España de mostrarse atractiva para atraer filiales o actividades de entidades radicadas en Londres que se relocalicen para poder seguir prestando servicios al resto de Europa.

Albella, que ha presentado en Valencia las líneas estratégicas de la CNMV para 2017 en un acto con representantes empresariales y financieros, se ha referido a que España debe intentar competir por atraer esas actividades en un contexto de mayor dispersión propiciado por el Brexit.

Ha señalado que algunas entidades radicadas en Londres que desean mantener el pasaporte europeo están considerando relocalizar parte de sus actividades en el continente europeo o crear filiales en países de la Unión Europea para poder seguir prestando sus servicios libremente a los clientes europeos.

Lo mismo ocurre, ha dicho a los periodistas antes del acto, con los mercados y las infraestructuras de los mercados, en alusión a las cámaras de compensación y las entidades depositarias centrales.

«Como país debemos ser especialmente atractivos» para atraer esa actividad o al menos «intentar competir» por ella, dado que las nuevas inversiones en el sector financiero van a estar más dispersas tras el Brexit y se va a dar la posibilidad de que estén más repartidas por Europa, ha explicado.

Según Albella, «ahí tenemos que estar tratando de lucir lo más posible, o siendo lo más atractivos posible», y ha concretado que en este aspecto no solo es atractiva Madrid, también el resto de plazas financieras españolas.

La CNMV, ha dicho, tiene que emitir una señal de «supervisor eficiente y sensato, que dé tranquilidad» a las entidades financieras que opten por España para nuevas inversiones, si bien ha indicado que en esas decisiones intervienen muchos más factores como la legislación laboral, la fiscal, las infraestructuras o los precios inmobiliarios.